Trabajo se desarrolló durante tres meses y llevó a las asociaciones de migrantes, de trabajadores, Gobierno y empresarios  a tomar acuerdos en materias laborales.

Radio Nuevo Mundo. Santiago. En una de las salas del Congreso Nacional se celebró el “Diálogo Social Sobre Buenas Prácticas Laborales e Inserción de los Inmigrantes en Chile” un trabajo que llevó a las asociaciones migrantes, de trabajadores, gobierno y empresarios  a tomar acuerdos en materias laborales, pensados para evitar la informalidad e irregularidad, por un trabajo decente y justo, enfocado en los derechos humanos.

Esta labor  se desarrolló durante tres meses, reunió al Ministerio del Trabajo, al Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL), a la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, al Departamento de Extranjería y Migración (DEM), a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT); y del mundo de los empresarios, a la asociación de Exportadores y Manufacturas.

El director de ICAL, César Bunster, comentó que Chile hoy está tratando de impulsar iniciativas para integrar, capacitar y hacer parte a los inmigrantes, quienes vienen en primer lugar en busca de perspectivas laborales.

El presidente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, Rodolfo Nogueira, explicó que las partes han dialogado y que se ha podido plantear en la mesa cuál es la gran demanda de los inmigrantes.

Amalia Pereira, vicepresidenta de la CUT, comentó que ellos llevan tres años trabajando con el mundo migrante, donde buscan principalmente los derechos humanos, un trabajo justo y decente y eliminar mitos entre trabajadores.

A su vez, Cristian Orrego, profesional del Consejo Técnico de Política Migratoria del DEM, añadió que la migración está reconfigurando al país y que la institucionalidad tiene que adaptarse a esta nueva realidad.

El miembro de Asexma, Andrés Vilches, comentó que su asociación ha promovido la apertura de Chile al exterior y la migración es consecuencia de ello, cree por lo tanto que se debe propiciar el libre tránsito.

Una de las organizaciones de inmigrantes presentes fue AMIGRA, de San Miguel. Su presidenta, Claudia Álvarez , sostuvo que haber participado de este diálogo fue muy importante porque éste tomó las principales demandas de los extranjeros.

El subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, sostuvo, luego de la exposición, que como ministerio están preocupados de replicar estas instancias de diálogo a nivel nacional.

La seremi del Trabajo, María Eugenia Puelma, expresó que existe un desafío de generar las mejores políticas para el mundo migrante y que como gobierno están muy comprometidos con esta tarea.

El diálogo finalizó con la firma de un convenio entre todas las partes en el que consagraron las principales posturas de cómo debe el país enfrentar la política laboral migrante.