La contratación de Cony Stipicic, en el cargo de productora ejecutiva del programa de actualidad “El Informante”, provocó también la renuncia de su conductor, Juan Manuel Astorga.

José Luis Córdova

Si fuéramos reduccionistas diríamos claramente que los últimos males que aquejan a Televisión Nacional provienen de las gestiones –administrativas y políticas- de Ricardo Solari y comunicacionales y periodísticas, de Alberto Luengo.

No de otra manera puede interpretarse que en vísperas de la segunda vuelta presidencial hayan decidido contratar a la periodista Cony Stipic, conocida por sus posiciones conservadoras y contrarias al actual Gobierno. Basta escucharla por las mañanas en Radio Duna (Hablemos en off). Junto al agente inmobiliario Nicolás Vergara (ex conductor periodístico en La Red) y Matías del Río (Tolerancia 0), se dedican a despellejar al actual Gobierno y abrirle las puertas a la derecha con Piñera.

Radio DUNA es propiedad de Dial, un anexo del grupo Copesa (dueño del holding que encabeza el diario La Tercera).

Alberto Luengo fue editor de la Revista del Domingo del extinto diario La Nación, periódico que contribuyó con excesivo entusiasmo a sepultar entre la serie de publicaciones de las cuales dio cuenta la Concertación (La Epoca, Fortín Mapocho, Pluma y Pincel, Rocinante, Diario Siete, Apsi, Cauce, Análisis y tantos más).

Después, este egresado de la Universidad de Chile, con estudios en España durante los gobiernos de la PSOE, llegó a Canal 13 desde donde emigró a TVN para reunirse con Ricardo Solari, economista y presidente del directorio del canal 7.

La contratación de Stipicic se produce, además, cuando TVN está solicitando capitalización de recursos al Congreso Nacional.  El periodista Rodrigo Cid renunció a su cargo de presidente del sindicato de prensa en TVN, luego de que los ejecutivos convocan a la profesional lo que, a su juicio, es “irresponsable” considerando la situación que atraviesa la señal estatal.

La contratación de Cony Stipicic, en el cargo de productora ejecutiva del programa de actualidad “El Informante”, provocó también la renuncia de su conductor, el periodista Juan Manuel Astorga.

A través de un comunicado, Cid detalló que esta contratación no es adecuada teniendo en cuenta el escenario de crisis que vive TVN, que en el último tiempo que ha dejado de cubrir en terreno noticias de impacto mundial -como el caso del submarino ARA San Juan- por escasez de recursos.

“En un contexto de crisis económica (…) no parece razonable llenar un cupo que estaba vacante hace prácticamente un año, período en el cual el programa funcionó con completa normalidad”, dijo Cid, agregando que “estamos convencidos que en TVN hay gente capacitada para asumir dicha función, sin necesidad de recurrir a profesionales externos que además llegan por la vía del amiguismo y sin participar en concurso público”, afirma Rodrigo Cid.