Timonel del PC declaró que “es claro que si se une la centroizquierda, a Piñera no le alcanzará”.

Equipo ES. Santiago. Frente a la estrecha carrera presidencial de segunda vuelta, el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, afirmó que “estamos a un pellizco de ganar la elección”.

Enfatizó que “Alejandro Guillier crece cada día en adhesiones y Sebastián Piñera sigue estancado”. Teillier aseguró que “es claro que si se une la centroizquierda, a Piñera no le alcanzará” para ganar en el balotaje.

El presidente del PC explicó que el candidato del progresismo y la izquierda está contando con el respaldo de dirigentes, parlamentarios electos y base electoral del Frente Amplio, con segmentos de los regionalistas, con votos del Partido Progresista y otros grupos como los que respaldaron a Alejandro Navarro en primera vuelta, además de todas las colectividades de la Nueva Mayoría e independientes. En cambio, a Piñera no le queda más que sumar a los ex militares pinochetistas y electorado conservador que respaldó al ultraderechista José Antonio Kast.

Teillier expresó que “es un pellizco que falta y que depende del esfuerzo que hagamos todos, a lo largo del país, para garantizar que la gente vaya a votar y vote por Guillier”.

Para el timonel de la colectividad de la hoz y el martillo, lo crucial en estas dos semanas que queda de campaña es “el trabajo que hagamos de conversar con la gente, con los indecisos, con los amigos, con los familiares, con los colegas, explicando nuestro programa, mostrando nuestros argumentos, jugándonos al máximo para convencer”.

Añadió que en ese es fundamental el trabajo en las calles, plazas, ferias, estaciones del transporte público, en el seno de las familias, en grupos de amigos, en centro de trabajo y de estudio.

Guillermo Teillier acentuó: “Estos días que quedan antes del 17 de diciembre, hay que hacer un trabajo de hormiga, hay que estar en todas partes con nuestras ideas para convencer. Sé que es sacrificado, pero tenemos que hacer ese esfuerzo”.

Además, apuntó a que “esto (la elección) se podría dilucidar en un margen de 30 mil a 40 mil votos, será muy estrecho. Entonces, hay que prepararse a defender cada voto a lo largo del país, en las miles de mesas de votación”.

Para eso, recalcó, “hay que asumir el ser apoderados de mesa, cumplir con ser vocal de mesa si nos tocó, y la tarea de apoderado hacerla desde la mañana. Vigilar que se cumpla estrictamente todo el trámite en las mesas de votación, para validar el proceso”.