Se abordaron temas como: profundización de reforma laboral, negociación colectiva, empleabilidad, trabajo decente, desigualdad, productividad y modernización.

Daniela Pizarro. Periodista. En un almuerzo realizado en la sede de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) el candidato presidencial, Alejandro Guillier, junto con miembros de su comando, compartió y afinó algunos de los lineamientos programáticos del mundo laboral con los dirigentes de la multigremial, encabezados por su presidenta, Bárbara Figueroa.

Figueroa explicó que fue una “reunión de trabajo para ir afinando planteamientos y ver puntos de convergencia” y agregó que “esperamos que esto derive en la posibilidad de establecer algún protocolo con los desafíos del mundo del trabajo”.

“Dicho documento, esperamos que se tenga a la brevedad, porque queremos presentar a nuestro Consejo Directivo Nacional Ampliado, el martes 5 de diciembre, una propuesta más acabada y un compromiso por parte del candidato”, afirmó la dirigenta.

Sobre las materias que se tocaron en el encuentro con el aspirante a La Moneda, la líder de la CUT, indicó que “se buscará profundizar en los derechos colectivos que quedaron en el marco de la reforma laboral y también reponer aquellos que quedaron truncos por la vía del Tribunal Constitucional”.

“En el debate con el equipo de Alejandro Guillier lo que hemos visto es que se comprende el valor de los derechos colectivos, por tanto hoy reafirmamos el ratificar en el marco de la nueva Constitución el derecho a negociación colectiva, el derecho a sindicalización y el derecho a huelga no solo en los marcos que hoy se conciben, sino como un derecho fundamental, tal como dicen las legislaciones del mundo”, afirmó.

Asimismo, la timonel de la multisindical expresó que “hemos hablado de temas  de formación para la vida y el trabajo, sobre el desafío de una empleabilidad que signifique trabajo decente, también hablamos de la necesidad de mirar los nuevos fenómenos del mundo del trabajo como la robotización, la automatización, que son debates que vienen y que nosotros no podemos negar, pero queremos estar presente como mundo sindical”.

“Derrotar la desigualdad en nuestro país pasa también por hacernos cargo de relaciones laborales más modernas, de terminar con las brechas salariales entre hombres y mujeres, el derecho a huelga para todos los trabajadores, incluido los empleados públicos, estamos hablando también de reponer el estatuto del temporero, es decir, es toda la integralidad del mundo del trabajo, pero de la mano con más crecimiento, empleabilidad y trabajo decente, esa mirada sana, moderna y civilizada es con la que debemos enfrentar desde el mundo del trabajo este desafío”, añadió Bárbara Figueroa.

En tanto, el jefe programático del comando de Alejandro Guillier, Osvaldo Rosales, sostuvo que “fue una reunión muy productiva, extremadamente interesante donde conversamos sobre los desafíos del trabajo del futuro, porque si queremos adentrarnos en este siglo XXI enfrentando los desafíos que plantea la robótica, la inteligencia artificial, entre otras, se debe abordar con un mecanismo plural, tripartito, donde organizaciones empresariales, laborales, academias y gobiernos debatan sobre las oportunidades que esto plantea, por eso en el programa del candidato hay dos ejes centrales en esa dirección”.

En relación a las líneas programáticas Rosales manifestó que “en primer término, proponemos un Consejo Económico, Social y Ambiental, donde las instancias (academia, empresas, gobierno y sindicatos) debatan sobre desafíos y oportunidades que plantea la globalización, el cambio tecnológico a Chile para los próximos 20 o 30 años, y podamos converger en diagnósticos compartidos para avanzar en políticas públicas mucho más compartidas que permitan aprobar nuevas leyes”.

“Por otra parte, estamos en condiciones y necesitamos construir un nuevo pacto laboral de cara a esos desafíos que plantea el siglo XXI y ese es un diálogo tripartito de manera que se pueda ir resolviendo la desigualdad, sabemos que somos de los países más desiguales y eso no se supera ni con subsidios ni con bonos, se supera con la distribución factorial, para eso junto con elevar la productividad debemos generar condiciones para que los sindicatos sean parte activa de ese proceso”, aseveró Rosales.