Slobodan Praljak  bebió la sustancia mientras el juez leía el fallo, en una corte de la ONU, ratificando su sentencia de 20 años por crímenes de guerra.

Agencia de Noticias. Zagreb. Un hombre identificado como Slobodan Praljak, de 72 años, murió este miércoles tras beber “veneno” segundos después que una corte de apelaciones de las Naciones Unidas ratificara su sentencia de 20 años por crímenes de guerra, cometidos contra musulmanes bosnios.

El  hombre, quien era comandante en tiempos de guerra de las fuerzas bosniocroatas, bebió de un recipiente pequeño mientras el juez daba lectura a la resolución.

El juez mandó a llamar de inmediato al personal médico y la sala donde ocurrió el hecho fue declarada “escena del crimen” poco después.

“Acabo de beber veneno”, comentó Praljak, cuando leían su sentencia.

“No soy un criminal de guerra. Me opongo a esta condena”, remarcó.