El Museo de la Memoria inauguró una exposición que recopila la ardua labor desempeñada por trabajadores y dirigentes en contra de la tiranía.

Santiago. En la inauguración de la muestra “La unidad hace invencibles a los trabajadores” del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, se destacó la ardua labor realizada tanto por dirigentes y sindicalizados durante la época de la dictadura en nuestro país, para poder generar la unidad en los trabajadores y así luchas por una causa común como la reposición de la democracia y la recuperación de su derechos perdidos.

El director del Museo, Francisco Estévez, explicó que “nuestra historia ha demostrado que cuando convergen la unidad  y la fuerza de los trabajadores, con un sistema democrático, una economía solidaria y la voluntad política del Estado, el país puede avanzar superando las desigualdades”.

La exhibición busca hacer visible la represión y desarticulación que sufrieron las organizaciones sindicales luego del golpe de Estado y la posterior batalla que llevaron a cabo los trabajadores durante la dictadura, para reconstituir el movimiento, reinstaurar la democracia y exigir el reconocimiento de sus derechos tras la imposición de un nuevo modelo político y económico.

La frase de Clotario Blest, que da título a esta muestra, sintetiza sus intenciones y su espíritu: destacar la unidad que primó en el movimiento sindical para reconstituirse desde la mayor de las adversidades y hacer frente a la dictadura.

En la inauguración de la muestra la Ministra del Trabajo Alejandra Krauss, recordó que “muchos dirigentes dieron sus vidas durante la dictadura. Por esos anhelos de un mundo más justo, no podemos renunciar a construir un mejor futuro. Por los jóvenes y sus sueños de vivir en un país mejor es que debemos seguir trabajando pero sin olvidar a quienes lucharon (y luchamos) por recuperar la democracia”.

A través de documentos, actas y  material audiovisual – noticiarios nacionales e internacionales, documentales, archivos radiales-, el visitante puede ir experimentando un tránsito desde la desarticulación del movimiento producto del golpe de Estado, las primeras huelgas realizadas en fábricas y empresas, hasta su posterior rearticulación en protestas masivas de unidad y apoyo a otros movimientos sociales como estudiantes, pobladores, mujeres, en contra de la dictadura.

También, la exhibición indaga en el importante rol que tuvieron las agrupaciones culturales, la iglesia y las ONGs, el movimiento poblacional y la solidaridad  internacional al cobijar los problemas de los trabajadores y sus derechos humanos y laborales.

Las luchas actuales

El representante Coordinadora Nacional de Trabajadores, Luis Fuentealba, señaló que “la unidad de los trabajadores es la primera gran tarea de hoy, porque es fundamental para poder avanzar consolidando la lucha de los gremios y la fuerza del pueblo”.

En tanto, el vicepresidente de la Central Unitaria de Trabajadores, José Manuel Díaz, indicó que “el sindicalismo tiene futuro porque todavía tiene desafíos, por lo que hay mucho trabajo por delante”.

“Acá hay una historia viva y yo invito a los jóvenes a ver esta exposición y entender que la democracia que ven hoy, comenzó con jóvenes como ellos que lucharon para volver a la democracia, que realizaban actos de rebeldía ante una dictadura militar y que exigieron una vida digna”, agregó.