Mandataria remarcó que  normativa “abre un camino diferente: el de la responsabilidad, el de la equidad que todos tenemos el deber de construir (…)”.

Santiago. La Presidenta Michelle Bachelet promulgó este jueves, en una ceremonia en el Patio de Los Cañones de La Moneda, la ley que crea el sistema de “Nueva Educación Pública”.

La iniciativa, que quita a los municipios la responsabilidad de la administración de los colegios, ingresó al Congreso en 2015 en el marco de la Reforma Educacional.

De acuerdo a la normativa se traspasará, gradualmente, más de 6.500 colegios públicos y jardines infantiles desde los municipios –que actualmente los administran– a 70 Servicios Locales de Educación Pública (SLEP), que se crearán de aquí a 2030

La Mandataria sostuvo que  “dejar atrás un sistema educacional que recargaba a los municipios de Chile con funciones que son propias de la sociedad en su conjunto, no pasa solamente por perfeccionar un modelo de gestión: tiene que ver con poner en el centro de nuestras preocupaciones a cada niño y niña que vive en nuestro país, asegurándole la mejor formación que como país podemos darle”.

Según la información entregada por el Gobierno, este sistema se trata de una nueva relación del Estado con sus establecimientos educacionales, cuyo objetivo, por un lado, es focalizarse en su trabajo pedagógico y fortalecer su rol educativo; y, por otro lado, se trata de una nueva alianza con las familias y las comunidades para que recuperen de lleno la confianza en la educación pública. Esta norma se suma a la ley Nº20.903 (Carrera Docente) y ley Nº20.845 (Inclusión Escolar).

Bachelet explicó que “es hora que las escuelas, los jardines y los liceos públicos vuelvan a ser quienes fijan el estándar de lo que es educación de calidad en Chile. Es lo que ocurría en el pasado, es lo que ocurre en los países líderes y es lo que empezará a ocurrir a medida que se implemente este nuevo sistema”.

“¿Por qué es tan importante para Chile recuperar su educación pública? Porque el soporte público, esa posibilidad que creamos entre todos, esa cristalización democrática del bien común, es el único que puede garantizar que la educación sea un verdadero derecho para las personas, presente en cada localidad y con el cual se aseguren los mejores estándares de calidad. Eso es lo que se había perdido”, agregó la Mandataria.

Nueva institucionalidad

El objetivo de esta ley es crear una nueva institucionalidad para la educación pública, especializada y dedicada 100% a gestionar, apoyar e impulsar la mejora de jardines, escuelas y liceos públicos; garantizando que la educación pública cumple el objetivo de entregar a alumnos y alumnas una formación integral.

Los integrantes del sistema son los más de 5.200 liceos, escuelas y jardines hoy municipales y cerca de 1.500 jardines y salas cuna VTF administrados por los municipios.

Además, se crean los Servicios Locales de Educación (SLE). Habrá 70  de estos  a lo largo del país, descentralizados funcional y territorialmente, adscritos al Sistema de Alta Dirección Pública (SDAP). Los SLE asegurarán la provisión del servicio educativo público a través de los establecimientos educacionales de su dependencia.

También se crea Dirección de Educación Pública (DEP), dependiente del Ministerio de Educación y adscrito al SADP. Deberá asegurar la conducción estratégica del Sistema y la coordinación y monitoreo de los 70 SLEP; se hará cargo de los liceos bajo el sistema de administración delegada y será responsable por la calidad de las escuelas en condición de encierro y para personas en programas de reinserción social.

La Mandataria destacó que “la ley que hoy promulgamos abre un camino diferente: el de la responsabilidad, el de la equidad que todos tenemos el deber de construir. Porque creemos que ha llegado la hora impostergable de transformar un espacio de segregación, en uno de integración y promoción. Creemos que es posible crear condiciones que garanticen el acceso a una educación de calidad como piso común. Es hora que la dignidad de ciudadanos que compartimos, se refleje en la excelencia de la educación pública”.

Los principios del sistema son los de entregar oportunidades de aprendizaje para un desarrollo integral. Promover una mejora continua de la calidad a través del Plan de Mejoramiento Educativo del establecimiento educacional. Dar una cobertura nacional y garantía de acceso, atendiendo particularmente a aquellos que tengan necesidades educativas especiales.

Otro de los objetivos es la colaboración y trabajo en red entre las instituciones, la investigación y la innovación, con el objeto del pleno desarrollo de la educación pública. Son proyectos educativos inclusivos, laicos y de formación ciudadana que asegurará un trato no discriminatorio o de cualquier otro tipo que atente contra la igualdad de derechos y oportunidades. Y busca impulsar la formación ciudadana y valores republicanos, con el propósito de formar una ciudadanía activa en el ejercicio y cumplimiento derechos y deberes.

“Recuperar años de abandono requiere esfuerzos sostenidos. Confío en la sabiduría de la ciudadanía para que no nos desviemos de esta ruta. Porque es imperativo que hagamos realidad ese Chile que aprovecha y desarrolla todos sus talentos, sin dejar a nadie atrás, que sabe que, con cohesión, confiando en lo que somos, podemos convertirnos en un país donde las oportunidades para cumplir sus sueños están disponibles para cada habitante, para cada persona, por el simple hecho de tener la suerte de vivir en esta tierra”, completó la Presidenta.