Durante este Gobierno se promovieron proyectos e iniciativas que permiten que estas elecciones sean más democráticas.

Daniela Pizarro. Periodista. Estas elecciones tienen características novedosas y de ampliación del marco democrático producto de proyectos legislativos presentados por el Gobierno de Michelle Bachelet, que ampliaron la capacidad de participación de la ciudadanía, dieron con mayor representación de las mujeres, abrieron representación a fuerzas políticas y a las regiones, entre otros factores de que lo se ha llamado la mejora de la democracia.

En esa línea destaca la participación histórica que tendrán los chilenos que residen en el exterior, quienes por primera vez podrán escoger quien guiará el futuro del país.

La iniciativa del voto en el exterior fue promulgada hace un año por la Presidenta Michelle Bachelet y permitirá que unos 900 mil compatriotas desplegados en 70 países del mundo puedan debutar el 19 de noviembre en este tipo de sufragios. Cabe recordar que el voto en el exterior se estrenó con las pasadas primarias donde participaron más de 5 mil ciudadanos.

El 92% de ellos se concentran en 15 países: Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Bolivia, Canadá, Estados Unidos, España, Francia, Italia, México, Noruega, Suecia, Suiza y Venezuela, donde Argentina representa casi el 50% de la comunidad en el exterior.

Otra de las importantes incorporaciones que experimentó el sistema eleccionario es la cuota de género (40/60), donde ninguno de los géneros puede tener una representación inferior al 40% ni mayor al 60%. Producto de ello, varios partidos superaron el 40% de candidatas y algunas colectividades lograron repartir los cupos de manera equitativa con un 50% para cada género.

Más representatividad

Asimismo, el sistema proporcional acotado comenzará a regir desde estas elecciones y busca dar mayor representatividad a las diversas corrientes políticas en el Congreso. Ello permitirá que partidos emergentes y populares tengan posibilidad de elegir parlamentarios.

Este nuevo sistema que reemplaza al binominal -que rigió desde 1989 hasta 2013- también hará que haya más cantidad de integrantes tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, para así contar con más voces que surjan de distintos ámbitos ciudadanos. El nuevo régimen democrático permitirá aumentar la pluralidad dentro del Poder Legislativo y recuperar sustantivamente la representación de regiones.

Es así como la Cámara Baja pasará de tener 120 legisladores a 155. Los distritos se fusionaron y pasaron de 60 a 28, donde se escogerán de 3 a 8 diputados.

En tanto, en el Senado el número de parlamentarios pasará de 38 a 50 en marzo de 2022. En esta elección sólo se renovará la mitad de la Cámara Alta, correspondiendo a las regiones impares. Las pares se refrescarán en 2021.

También, esta será la primera elección presidencial y parlamentaria con la nueva ley de partidos políticos, que limita el gasto electoral y la propaganda excesiva, para así cercenar el vínculo del dinero y la política. La normativa comenzó a regir desde las elecciones municipales del año pasado.

“No te restes, súmate”

A pocos días de los comicios presidenciales, parlamentarios y de Cores, la Presidenta Bachelet hizo un nuevo llamado a votar y anunció que durante esa jornada será gratuito el Metro en la Región Metropolitana, Merval en Valparaíso y Biotrén en la Región del Biobío. Habrá un aumento del 24% en el transporte en zonas rurales. Medida enmarcada en la campaña gubernamental “No te restes, súmate”, difundida por todos los medios de comunicación.

“Mi invitación es a que el domingo no se queden en sus casas. Quiero invitarlos a votar, porque votar significa elegir. Con su voto van a definir el destino de Chile durante cuatro años y como ustedes han visto, se pueden hacer hartas cosas en cuatro años”, dijo la jefa de Estado y llamó “a no quedarse (en la casa), aunque haga calor los invitamos a ejercer su derecho ciudadano”.