Este miércoles se dio inicio en Beijing al XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China.

Iramsy Peraza Forte. Granma. Beijing. Enfocado en completar las acciones para lograr el sueño de una sociedad modestamente acomodada y reforzar el desarrollo del socialismo con características chinas, este miércoles iniciará en Beijing el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCH).

Durante una conferencia de prensa celebrada este martes en la capital del gigante asiático se conocieron los rumbos que tomará el PCCH, los próximos cinco años, para consumar la consolidación de la nación como una potencia y cumplir algunas de sus metas más ambiciosas, tales como la erradicación total de la pobreza y la profundización de las reformas.

“Avanzaremos inquebrantablemente hacia el objetivo de mejorar y desarrollar el socialismo con nuestras particularidades y modernizar el sistema y la capacidad del gobierno estatal de China”, dijo en conferencia de prensa Tuo Zhen, portavoz del cónclave, quien adelantó puntos importantes de la agenda.

En el Gran Palacio del Pueblo en Beijing, sede de esta magna cita, los 2 mil 287 delegados, representantes de todos los sectores, discutirán y analizarán el reporte sobre la gestión y los logros registrados en los últimos cinco años y elegirán el XIX Comité Central del Partido y su XIX Comisión Central de Inspección Disciplinaria.

Se espera además que la instancia ratifique en su cargos al actual secretario general y presidente de la nación, Xi Jinping, y al primer ministro Li Keqiang.

La figura de Xi como ente aglutinador de la organización política más grande del mundo, con 89 millones de miembros, goza de gran prestigio gracias al éxito de las reformas que emprendió con sus colegas hace un lustro y la promoción de una diplomacia más activa que ha permitido al gigante asiático involucrarse muchos más en mecanismos y procesos de toma de decisión a nivel mundial.

Durante el evento quinquenal, que concluirá el venidero 24 de octubre, los miembros del PCCH también discutirán y modificarán su constitución para representar los nuevos conceptos, pensamientos y estrategias de gobernanza propuestos por el Comité Central del PCCH con Xi Jinping en su núcleo, dijo este martes el vocero.

Las nuevas enmiendas a los estatutos –modificados por última vez en el congreso del 2012– incluirán teorías clave y pensamientos estratégicos presentados por un informe que se entregará durante las sesiones, confirmó Tuo Zhen.

También se conoció que, sobre la base de la revisión sistemática de los logros y la experiencia de las reformas en el pasado, el XIX Congreso del PCCH se esforzará por abordar los problemas pendientes que han surgido en la práctica y elaborar las medidas generales de las reformas sobre el sistema político y otras cuestiones del país, comentó Tuo a los periodistas.

El portavoz aseveró que China ha cosechado logros sustanciales e históricos en la reforma del sistema político, lo que ha proporcionado una garantía importante para profundizar las transformaciones en otros campos y ha creado mejores condiciones para el desarrollo económico y social.

China no copiará, ni replicará los modelos de otros países en los cambios que lleve adelante, sostuvo y agregó que “nuestras tradiciones culturales, experiencia histórica y condiciones nacionales únicas determinan que debemos seguir un camino de desarrollo adecuado a nuestras propias características”.

De acuerdo con Tuo se recogieron más 4 mil 700 opiniones sobre los textos que se debatirán en la cita y la agenda se estableció en la reunión preparatoria que presidió Xi Jinping y a las que asistieron los más de 2 mil 200 delegados e invitados especiales.

Las delegaciones, que ya se encuentran en Beijing desde el pasado lunes, representan las 31 regiones provinciales, los departamentos del Comité Central del PCCH, los órganos del gobierno central, las empresas controladas por el gobierno central, el sistema financiero central, el Ejército Popular de Liberación, la Policía Armada y los miembros del PCCH de origen taiwanés.

Un evento de interés mundial

El clima festivo y patriótico que se respira en Beijing por la celebración del XIX Congreso Nacional del PCCH cohabita con una extrema seguridad y la presencia de más de 3 mil periodistas chinos y extranjeros, una cifra superior a la edición pasada, según confirmaron los organizadores.

La cantidad de turistas, nacionales y foráneos, que llegan cada día a la Plaza Tiananmen, con la intención de adentrarse luego en la Ciudad Prohibida, se ha incrementado considerablemente, quizá con la aspiración de tomarle el pulso al máximo evento de político de la segunda potencia mundial.

Muy cerca de allí, en el Pabellón de Exposiciones de Beijing, una enorme muestra nombrada Cinco años de avance animándonos unos a otros, recorre minuciosamente los éxitos del país en el último lustro. Inaugurada el 25 de septiembre pasado, la exhibición concluirá luego del Congreso del PCCH.

Li Ming, un hombre de 51 años que trabaja en comercio exterior, es una de las más de 10 mil personas que se acercan cada día a recorrer los pasillos donde se exhiben los ejemplos del impresionante progreso chino.

“Cuando era un niño, mi familia y mis amigos padecían hambre; hoy tenemos un buen departamento y un auto y mi hijo estudia en la universidad en Canadá. Estoy orgulloso de mi país y de mi gobierno”, manifestó.