En Santiago trabaja el Grupo Estocolmo, para determinar la causa de muerte del Premio Nobel de Literatura. El viernes habría noticias.

Equipo ES. Santiago. En estos días se viven momentos determinantes para verificar que el Premio Nobel de Literatura, Pablo Neruda, fue asesinado en un operativo de la dictadura en septiembre de 1973.

Y es que en un hotel en el centro de Santiago está trabajando el denominado Grupo Estocolmo, integrado por expertos y profesionales internacionales y chilenos, quienes analizan los antecedentes científicos e históricos respecto a la muerte del poeta y militante del Partido Comunista, lo que incluyó la exhumación de sus restos.

Las conclusiones y opiniones de los especialistas se le entregarán al juez Mario Carroza, quien investiga lo acontecido con Neruda. Como se sabe, hay una versión de que el escritor murió víctima de un cáncer, pero también hay indagaciones que apuntan a que fue asesinado por elementos de la dictadura ligados a grupos operativos represivos.

Abogados, dirigentes políticos, colaboradores y familiares de Pablo Neruda han expresado la probabilidad de que Pablo Neruda fuera ejecutado con la aplicación de un elemento químico, aprovechando su hospitalización días después del golpe de Estado en septiembre de 1973.

Eduardo Contreras, abogado, en declaraciones difundidas por radio Cooperativa, apuntó sobre la posibilidad del crimen, que “no nos atrevemos a sostenerlo de manera pública y abierta hasta que no se demuestre la presencia de estos elementos”.

Agregó que “ya paneles anteriores demostraron la presencia, a lo menos, del estafilococo dorado. No hay que olvidar que el químico de la DINA (Berríos) decía que ‘si quieres matar a un insoportable, aplícale estafilococo dorado’”.

El jurista indicó que “queremos saber si hay otros elementos que nos confirmen la posibilidad cierta de que Neruda, como todo pareciera indicar, fue asesinado por la dictadura”.

De acuerdo a información extraoficial, el Grupo Estocolmo, daría a conocer sus conclusiones públicas el próximo viernes.