Jornada de movilización se realizará el 17 de octubre.  Mesa del Sector Público dijo que es “incomprensible” que Ejecutivo no inicie negociación por reajuste.

Patricia Schüller G. Periodista. “Vamos a hacer sentir nuestra voz”, remarcó este miércoles Carlos Insunza, presidente de la  Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), al dar cuenta, junto a dirigentes del resto de las 15 organizaciones sociales que comprenden la Mesa del Sector Público (MSP), de la sensación que los embarga a raíz de la falta de respuesta del  Gobierno  sobre la propuesta de reajuste y mejoramiento del sector público que le entregaron el 4 de agosto pasado.

Dicha propuesta, que establece un reajuste nominal de un 6%,  entre otros petitorios, fue entregada a La Moneda y a los ministerios de Hacienda y del Trabajo y Previsión Social.

A causa de la tardanza del Ejecutivo en instalar la mesa de negociación, los representantes de la MSP, que es coordinada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), convocaron a una paralización nacional el próximo 17 de octubre, a partir de las 0 horas. La jornada se traducirá en actividades en cada ciudad y marchas. En Santiago todavía no se define la hora de la marcha y en qué lugar se realizará.

En una conferencia de prensa, realizada  en la sede de la CUT, los dirigentes coincidieron en que les parece “incomprensible” que el Ejecute no se haya pronunciado hasta ahora, tras dos meses, sobre la propuesta.

Carlos Insunza sostuvo a El Siglo que si bien “no es primera vez” que el Ejecutivo tarda tanto en responder, en esta oportunidad, tratándose de un año electoral, ello “tiene más complejidad”.

“Venimos de dos procesos de negociación fallidos que particularmente el año fueron muy duros en términos del enfrentamiento que hubo entre la MSP y el Gobierno y nosotros hubiéramos esperado un comportamiento distinto sobre todo a la luz del cambio de ministro de Hacienda (Nicolás Eyzaguirre asumió en reemplazo de Rodrigo Valdés)”, subrayó.

El dirigente planteó que por esta causa les parece “incomprensible” la actitud del Ejecutivo. “Podríamos comprender que efectivamente Ezaguirre, a pesar de la enorme experiencia que tiene, podría requerir un tiempo para ajustar pero los plazos ya están totalmente vencidos y no hay ninguna explicación”.

Osea que ustedes todavía no tienen ninguna claridad respecto a qué le parece al Gobierno este reajuste nominal del 6% que está solicitando la Mesa del Sector Público.

Ha habido declaraciones de prensa de algunas autoridades respecto a que deberían ajustarse las expectativas, pero aún no tenemos ningún espacio de conversación y negociación.

“No tenemos ninguna expectativa”

Ramón Chanqueo, coordinador de la MSP, por su parte, indicó a El Siglo que “no tienen ninguna expectativa” respecto a si podrán alcanzar el porcentaje de reajuste que contempla su petitorio.

“La Mesa comenzó a conversar desde marzo pasado para poder colocar alguna cifra. Hubo algunas desproporcionadas y otras no tanto, y al final llegamos a un acuerdo de 6% y esa es la propuesta que se le entregó al Gobierno. Lamentablemente, no hemos sabido hasta ahora si ese porcentaje es demasiado para el Ejecutive o no. No sabemos qué está analizando el Gobierno en este momento. El año pasado no se demoraron tanto (en iniciar la negociación)”, hizo hincapié.

El 17 de octubre llamaron a paro. ¿De no haber un feedback del Gobierno podría haber una escalada de movilizaciones?

Considero que sí. Llegó el momento de sacar la voz y hemos tenido harta paciencia.

“Responsabilidad del Gobierno”

Esteban Maturana, dirigente de la Confederación Nacional de la Salud Municipalizada (Confusam), pidió disculpas a las personas que se atienden en los hospitales y consultorios por el anuncio de paralización para el próximo martes.

“Queremos señalar que este paro es responsabilidad del Gobierno, no nuestra. Llevamos meses exigiendo que se instale una mesa de negociación”, señaló.

Maturana se refirió en la ocasión al cambio del equipo económico lo que tendría un impacto en la negociación. “Salió un ministro tecnócrata que era Valdés” y fue reemplazado por Eyzaguirre “que también es tecnócrata, sin embargo, tiene responsabilidad política. En ese escenario, teniendo la certeza de que quieren  continuar siendo gobierno, sabe que las elecciones se ganan con votos y los votos se ganan con cariño y no con patadas”, añadió.

Remarcó “que Eyzaguirre entrega una señal de 3,9% (aumento del gasto público) y para nosotros es por supuesto un punto de partida muy distinto al que teníamos con Rodrigo Valdés. Abre expectativas distintas, más positivas, y por lo tanto es esencial que nos sentemos ya a negociar con el Gobierno para que fijemos un reajuste remuneracional para los trabajadores públicos y para evitarle al país nuevas movilizaciones”.

(Visited 18 times, 18 visits today)