Periodistas y personeros de la derecha indican que se aplica la “teoría del empate”. La verdad, se trata de la teoría del equilibrio, de la teoría de la coherencia.

Hugo Guzmán

Periodista

Cuando salió la gente en Cataluña a votar en el referéndum por la independencia de esa región, la policía actuó con tanta agresividad que, según los reportes formales, hubo más de 800 heridos. Muchos de ellos adultos mayores ensangrentados y con hematomas.

Hasta la fecha, en Colombia, después de la firma de los acuerdos de paz, fueron asesinados a lo menos 57 dirigentes sociales y activistas, según informes de comisiones de derechos humanos, indígenas y de la sociedad civil. En el Cauca, de acuerdo a la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano, van 15 activistas sociales asesinados en lo que va del año. El Defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Alfonso Negret, informó hace tiempo que entre enero de 2016 y marzo del 2017 fueron ejecutados 156 personas ligadas a movimientos sociales, indígenas, de derechos humanos y otras organizaciones. Varios guerrilleros fueron asesinados este año después de dejar las armas e integrarse a la vida civil.

Hace unas semanas se conmemoraron los tres años desde la desaparición y presumible ejecución de 43 estudiantes normalistas en México, sin que se sepa la verdad respecto al caso. País donde fueron ultimados decenas de periodistas en el último tiempo.
En Argentina continúa la denuncia por la desaparición del joven Santiago Maldonado, cuando participaba en una movilización del pueblo mapuche. También prosiguen las acusaciones al Gobierno por maltratos y proceso judicial viciado en contra de la activista Milagro Sala, por quien incluso intercedió el Papa Francisco.

En Estados Unidos continúan las protestas y denuncias por asesinatos y golpizas a ciudadanos negros, por detenciones arbitrarias y abusos contra migrantes, se critica que a 2016 iban 18 ejecutados aplicando la pena de muerte y existan más de 50 mil niñas/niños en recintos carcelarios.

¿Qué dijeron o dicen sobre esas situaciones -y otras en naciones como Paraguay, Perú, Honduras- los parlamentarios, dirigentes políticos chilenos o funcionarios de la Cancillería? ¿Dónde están las exigencias a esos gobiernos respecto a esos dramáticos hechos y situaciones?

Mientras no ocurran en Venezuela o en Cuba, esas violaciones a los derechos humanos no existen.

Cuando se colocan estos ejemplos, algunos periodistas y personeros de la derecha indican que se aplica la “teoría del empate”. La verdad es que se trata de la teoría del equilibrio, de la teoría de la coherencia.

Sobre todo cuando legisladores, funcionarios y personeros políticos se muestran como espadachines de los derechos humanos en el continente, sin que nadie de los pida. Espadachines que se cubren el rostro cuando se trata de ver las ejecuciones, desapariciones y atentados a la vida humana en países donde gobiernan sus amigos políticos.

Peor aún es ver vigilante al Canciller del Gobierno chileno respecto a detenidos en Venezuela o en Cuba, y no diga nada de los ejecutados en Colombia y México, de los perseguidos y desaparecidos en otras latitudes, de las violaciones a derechos ciudadanos y humanos en Estados Unidos.

Quienes desde la prensa, la representación política y la vocería gubernamental critican que haya “doble estándar” en materia de derechos humanos, se muerden la lengua y se atrapan las manos al omitir cualquier declaración sobre situaciones siniestras en países donde gobiernan sus aliados. Cuando menos, caen en lo que critican a sus adversarios.

Cuestionar solo a algunas naciones y pedir resoluciones solo en contra de gobiernos que se consideran adversarios o enemigos, y al mismo tiempo omitir otros casos y guardar silencio absoluto, en diplomacia se define como cinismo.

Como lo han expresado legisladores, dirigentes políticos y sociales, defensores de los derechos humanos, lo coherente es preocuparse de manera seria, ponderada y documentada de la situación en cualquier país y bajo cualquier Gobierno, y de acuerdo a eso, y no por directrices mediáticas o propagandísticas, expresar las condenadas y exigencias.

 

(Visited 29 times, 29 visits today)