El Tribunal Constitucional dijo que los candidatos que son parlamentarios si pueden optar a créditos para financiar sus campañas presidenciales.  

Agencias de Noticias. Santiago. El Tribunal Constitucional (TC) salió al paso de los portazos que dio el Banco Estado a los candidatos presidenciales que actualmente son parlamentarios y que solicitaron créditos para financiar sus campañas, ya que indicó que es facultad exclusiva del propio TC declarar la inhabilidad de algún legislador para celebrar contratos con el Estado, respondiendo a los artículos 60 y 93, numeral 14º e inciso decimoctavo, de la Constitución.

El organismo indicó que “no habiéndose aperturado un proceso por alegaciones de inhabilidad respecto de algún parlamentario en concreto, y, por ende, no existiendo sentencia que la declare, no corresponde ni procede jurídicamente dar por establecida inhabilidad alguna respecto de dichos créditos”

“Un contrato de crédito bancario de este tipo, regulado especialmente y afecto a fines exclusivos de financiamiento de campaña, tema cuyo control y fiscalización corresponde al Servicio Electoral, claramente no es de aquellos contratos celebrados con el Estado a los cuales se refiere el artículo 60 de la Constitución, que pueden inhabilitar y hacer cesar en el cargo a un parlamentario en ejercicio”, añadió.

Uno de los afectados por la decisión de Banco Estado fue el senador y aspirante a La Moneda, Alejandro Guillier, quien criticó la arbitraria decisión de la entidad, por lo que fue fuertemente reprochado e incluso recibió burlas por parte del generalísimo de la campaña de Sebastián Piñera, Andrés Chadwick, quien dijo que los reclamos de Guillier eran “lloriqueos”.

Es por ello que tras la declaración del órgano constitucional, Osvaldo Correa, coordinador general de la campaña de Guillier, indicó que “aquí algunos ironizaron respecto al cerco bancario, la propia derecha ironizó de esta situación y aquí ha quedado absolutamente de manifiesto que lo que señaló Alejandro Guillier tenía todo sentido”.

Correa calificó la aclaración del TC como una «muy buena noticia» para todas las candidaturas que en algún momento se vieron impedidas de solicitar un crédito a través de la banca estatal, como también para la democracia y la propia ciudadanía.

Sobre el financiamiento de la campaña, Correa recalcó que “nuestra candidatura presidencial será austera. No con gran despliegue de recursos, ni tampoco de plata, entendiendo que lo más importante en una elección presidencial son las ideas, los ciudadanos, las ciudadanas y no la billetera”.