Chile debe beneficiarse con el litio y no el corrupto de Julio Ponce Lerou.  Fuera SQM del Salar de Atacama.

Daniel Núñez

Diputado Partido Comunista

El diario La Segunda informó recientemente que en menos de dos años el litio permitió al ex yerno de Pinochet y controlador de Soquimich, Julio Ponce Lerou, duplicar su patrimonio en la bolsa de comercio de Santiago.

La empresa privatizada por él durante la dictadura registra un valor de mercado que se empina a los 13 mil millones de dólares y casi 30% de la propiedad que posee en ella a través de las sociedades cascadas (Potasios, Nitratos, Norte Grande y Oro Blanco) le reportan un valor bursátil de 3 mil 779 millones de dólares. Según el ranking Forbes, en nueve meses ha ganado 679 millones de dólares.

Ponce Lerou sigue amasando fortuna gracias al litio que extrae desde el Salar de Atacama, pese al juicio arbitral en su contra que lleva adelante la Corfo y pese a su amplio prontuario como agente corruptor de los negocios y la política. Esto es posible en Chile y otras partes del mundo mediante una poderosa red de protección y de influencias.

El Portal de información Ciper acaba de develar cómo operaba uno de los tantos empleados de Ponce Lerou, el ex ministro de Economía y senador UDI, Pablo Longueira. Se estima que el controlador de Soquimich le entregó de manera ilegal al menos 1.000 millones de pesos para conformar un “fondo común” que le permitió financiar campañas políticas para diferentes candidatos, como Pablo Zalaquett o él mismo. Para ello creó el año 2006 dos fundaciones, Chile Justo y Web, y la plata circuló vía boletas falsas.

¿Cómo ha “pagado” Longueira parte de esos “préstamos”?

Como senador tramitó como suyo un artículo redactado desde las oficinas de Soquimich para lograr que el proyecto de invariabilidad tributaria eximiera de impuestos a la empresa.

Longueira hoy está formalizado por delitos tributarios y cohecho, mientras que el exgerente general de SQM, Patricio Contesse, lo está por soborno.

Como bancada presentamos un proyecto de ley para anular el Artículo Cuarto transitorio de la mencionada iniciativa impulsada por el Gobierno de Piñera y que vulnera la soberanía popular.

Es urgente que el Servicio de Impuestos Internos tome cartas en el asunto y se querelle contra Longuiera por las boletas falsas.

Como diputado e integrante del Movimiento Litio para Chile hemos exigido a la Corfo que persevere en el fin de los contratos con Soquimich y que por ningún motivo llegue a algún acuerdo con la empresa. SQM debe devolver cuanto antes al Estado las pertenencias mineras que se le arriendan en el Salar de Atacama. No merece una segunda oportunidad.

Tal como consta en el proyecto de ley que presenté se hace necesario crear una empresa estatal del litio para iniciar una nueva fase de genuino desarrollo para Chile. El proyecto también considera un artículo transitorio que declara la caducidad de todos los derechos que hoy posea SQM respecto del litio.

El Estado debe jugar un rol predominante en la extracción, comercialización, investigación, industrialización y valor agregado del mineral no metálico.

Chile debe beneficiarse con el litio y no el corrupto de Julio Ponce Lerou.  Fuera SQM del Salar de Atacama.