Al Consejo de Ética de los Medios de Comunicación Social fue llevada la estación de Lucksic por tener de panelista de un programa a un ex ministro de la dictadura.

Manuel Torres. Periodista.  El diputado del Partido Comunista (PC), Daniel Núñez, ingresó una denuncia contra canal 13 ante el Consejo de Ética de los Medios de Comunicación Social por tener como panelista en el programa político “En buen chileno” al ex ministro de Planificación del dictador Augusto Pinochet, Sergio Melnick, ya que a su juicio esa línea editorial “blanquea a la dictadura” al otorgar tribuna a un ex alto funcionario cómplice en las violaciones a los derechos humanos.

“Es repudiable que Canal 13 tenga como panelista a Melnick, porque no es posible que un medio de comunicación televisivo otorgue un espacio de opinión a un alto ex funcionario de Pinochet que fue cómplice de las violaciones a los derechos humanos. La actual línea editorial de Canal 13 le hace daño a la sociedad chilena al tener a Melnick como panelista, porque defiende a la dictadura. Eso daña la promoción de la democracia y la cultura de los derechos humanos. Canal 13 no puede seguir blanqueando a la dictadura. Tiene una oportunidad para actualizar su línea editorial”, recalcó.

El documento -recepcionado por el fiscal del Consejo de Ética, el abogado Francisco Moreno Guzmán- argumenta en una parte del texto que Melnick eludió su responsabilidad política luego que el diputado Núñez lo encarara durante el programa político “En Buen chileno” del pasado 6 de agosto sobre la desaparición en 1987 de 5 jóvenes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez y mientras el panelista era ministro de Planificación.

“Melnick evitó dar respuesta directa, señalando que ´Yo, como mucha gente, estábamos trabajando de acuerdo a un itinerario constitucional para construir una democracia en chile, fue Pinochet el que hizo el Congreso, fue Pinochet el que llamó a elecciones, fue el Pinochet que entregó el poder, y en eso había una cantidad enorme de civiles para entregar un país ordenado, un país con congreso, un país con una economía floreciente y ese era el trabajo de los civiles que estábamos haciendo.” Repreguntado por el esclarecimiento del caso de desaparición forzada, se limitó a afirmar que “no lo justifica”. Del tenor de lo expresado por Sergio Melnick se desprende con meridiana claridad una reivindicación de labor en el gabinete de la Dictadura, una alta valoración de Augusto Pinochet y, desde luego, un claro propósito por minimizar las violaciones a los derechos humanos al evadir un pronunciamiento sobre su responsabilidad política en la desaparición de los cinco jóvenes comunistas”, expresa parte del documento.

Para Luis Cuello, abogado que representó al diputado Daniel Núñez en la denuncia, la política editorial de Canal 13 atenta contra la promoción de los derechos humanos.

“La presencia de Sergio Melnick, en particular su negativa a mostrar arrepentimiento respecto de su participación, como alta autoridad de la dictadura del general Pinochet y su reivindicación de la dictadura, constituyen una grave falta ética. Es incompatible la presencia de Melnick en el programa de debate de Canal 13 porque atenta contra la promoción de los derechos humanos”, manifestó Cuello.

Por su parte, la ex presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares, -quien también es denunciante del caso- expresó que resulta “impresentable” que la señal televisiva entregue tribuna a Melnick.

«Es impresentable que a estas alturas de la democracia, un canal de televisión abierta dé tribuna pública y siga instalando como referente de opinión a un personaje que fue cómplice de una dictadura militar que asesinó, torturó e hizo desaparecer chilenos. Como antecedente, el Colegio de Periodistas expulsó al ex dueño de El Mercurio, Agustín Edwards, por su responsabilidad como cómplice de la dictadura», destacó Olivares.

El abogado fiscal del Consejo de Ética de los Medios de Comunicación, Francisco Moreno, informó que en la sesión del próximo martes 26 de septiembre dicho organismo –integrado por 9 miembros, entre abogados y periodistas- se pronunciará sobre la admisibilidad de la denuncia.

Moreno explicó que el reglamento establece que en el caso de acogerse la acusación en contra de Canal 13, dicha estación televisiva tiene un plazo de 10 días hábiles para presentar sus descargos desde la fecha de notificación.

“Este consejo lo único que puede hacer es declarar si una entrega periodística faltó o no a la ética periodística. Esa es la sanción más relevante, más importante del punto de vista de lo que significa tanto para el medio como para su director, editor e, incluso, obviamente, el periodista que trabajó en la nota, el reportaje, en el trabajo de investigación u otro. Luego de eso nosotros como Consejo de Ética le exigimos al medio de comunicación social que emita una declaración del extracto de la resolución del consejo en el caso de que haya una falta a la ética periodística”, puntualizó Moreno.