En su discurso en la ONU el mandatario amenazó con destruir Corea del Norte. Anunció que continuará el bloqueo contra Cuba.  Y criticó a Venezuela y a Irán.

Agencias de Noticias. Nueva York. El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló por primera vez en el histórico estrado de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. Como era de esperar hizo gala de su prepotencia y poderío señalando que siempre pondrá por encima los intereses del imperio “Estados Unidos primero” dijo el magnate y llamó a la unión de potencias para ir en contra de las “amenazas” que representarían los gobiernos progresistas y revolucionarios  como Venezuela.

Trump sostuvo que “estamos ante un mundo de grandes promesas y grandes peligros. El terrorismo ha cobrado fuerza y se propaga por el planeta; los regímenes facciosos amenazan a otras naciones y a sus propios pueblos”.

Y apuntó que “la vocación de América se mide en el campo de batalla; desde las playas de Europa y los desiertos de Oriente hasta las junglas de Asia”. El millonario puso en primer lugar de la mira de la nación norteamericana a Corea del Norte, indicó que el país asiático es “una amenaza para el mundo”.

“No se puede aceptar que esta banda criminal se arme con misiles nucleares. Tenemos una gran paciencia pero si nos vemos obligados a defendernos o a defender a nuestros aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente a Corea del Norte. Ya es hora de que se dé cuenta de que la desnuclearización es su único futuro posible. El hombre cohete está en misión suicida consigo mismo”, agregó.

El segundo en la lista de Trump es su ya conocido enemigo Irán, a cuya administración calificó de “dictadura corrupta, asesina y desestabilizadora” y la culpó de oprimir  “a su pueblo” y  de exportar “caos y destrucción”.

Como es la tónica de sus discursos, también, el republicano lanzó sus dardos en contra de los grupos terroristas y llamó a las naciones a unirse para no refugiar a los miembros de ISIS o Al Qaeda. “No aceptaremos santuarios; hay que expulsarlos y exigir responsabilidades a sus financiadores”, aseveró.

En la misma línea, tachó al Gobierno sirio de “criminal que gasea a sus niños”.

Asimismo, el estadounidense convocó a los líderes de la ONU a ayudar en la solución de la “crisis de Venezuela, ya que destacó que “el pueblo venezolano está muriendo de hambre y su país está colapsando. Sus instituciones democráticas están siendo destruidas. Esta situación es completamente inaceptable, y no podemos pararnos y mirar”.

Donald Trump subrayó que no se levantará el bloqueo impuesto por Estados Unidos contra Cuba por más de 55 años si la nación caribeña no cumple reformas exigidas por Washington, pese al abrumador rechazo que esa política recibe cada año en el seno de la Asamblea General.