Diputado PC Hugo Gutiérrez, autor de la moción, dijo que las propias víctimas de DD.HH. han promovido que se logre justicia en casos que aún se indagan.

 Equipo ES. Valparaíso. Tras la confirmación que el Gobierno pondrá urgencia al proyecto de ley que termina con el secreto por 50 años del informe de la Comisión Valech I, el diputado comunista Hugo Gutiérrez, autor y promotor de la iniciativa, desestimó las declaraciones desde personeros de Chile Vamos, que han cuestionado que las informaciones contenidas en dicho informe puedan ser conocidas por los tribunales de justicia.

Según el parlamentario, “desde la UDI han intentado desinformar a la población respecto del contenido del proyecto, a modo de proteger a los violadores de los Derechos Humanos que aún son investigados, pues los antecedentes del informe serían clave para lograr justicia y reparación”.

“Hasta el día de hoy, ninguna de las víctimas se opuso a levantar el secreto del informe Valech, ninguna. Entonces cuando sale la UDI defendiendo la intimidad de las víctimas, está engañando a la ciudadanía y la está engañando en forma enfática y descarada. Hay que recordar que ninguna víctima declaró bajo secreto, sino que eso se estableció posteriormente en la ley. Ninguna de ella ha declarado intimidad sobre su declaración. Hay que tener claro que aquí lo que se  busca es que los tribunales accedan a los informes de la Valech I, que tienen esta reserva de los 50 años, para seguir adelante con las investigaciones de casos tan relevantes de detenidos desaparecidos”, sostuvo Gutiérrez.

El diputado por la región de Tarapacá explicó que el proyecto establece que “un tribunal va a requerir esos antecedentes, para tener mayor información sobre delitos que se están investigando. En consecuencia, hacer prevalecer la intimidad, por sobre el deber que tiene el Estado de establecer el paradero de los detenidos desaparecidos y el derecho a la verdad, es escudarse en esta supuesta intimidad de las víctimas en su reserva, es impedir que haya justicia”.

Gutiérrez agradeció que desde el Ejecutivo se anunciara la urgencia de discusión inmediata, pues “es una exigencia del mundo de los Derechos Humanos, de los tiempos en que se dictó la legislación que establecía el secreto para los antecedentes, testimonios y documentos entregados por las víctimas que declararon en dicha comisión. Es un anhelo en cuanto aquí hay muchos antecedentes que bien pudieron ser proporcionados a los tribunales para que se investigaran una serie de ilícitos entre ellos la tortura, y entregar otros antecedentes para descubrir por ejemplo, el paradero de los detenidos desaparecidos y el esclarecimiento de los casos de ejecutados políticos”.