Últimos reportes indican que los daños dejados por el ciclón en la isla “son menores a los que se esperaban”.

Cubadebate. La Habana. El huracán Irma comenzó a afectar el oriente de Cuba desde la noche de este jueves. El incremento en la altura de las olas, la persistencia de algunas lluvias y los vientos huracanados son algunos de los efectos más evidentes de la cercanía del evento natural. Llama la atención de los expertos también la coexistencia de otros dos huracanes en la cuenca del Atlántico.

Según informó en su último reporte el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, los vientos producidos por el huracán Irma se han intensificado, pasando de 240 a 250 kilómetros por hora. El ciclón continúa avanzando a 22 kilómetros por hora.

Cubadebate conversó vía telefónica con la periodista de la emisora La Voz del Toa, Arelis Alba Coba, conocida en las redes sociales como @labaracoesa por el nombre de su blog y de su cuenta en Twitter. Arleis contó lo que ocurre en la ciudad de Baracoa y territorios aledaños.

“Ahora mismo está lloviendo sin mucha intensidad. Todavía hay penetraciones del mar, que se ha retirado un poco en la zona del malecón. Sin embargo en otras zonas se mantiene con fuerza a tal punto que el equipo periodístico no pudo ir a Yumurí porque el mar está tan intenso que no se puede pasar”, relató.

Añadió que “los ríos comienzan a crecer, ahora mismo la defensa civil está alertando que las personas protegidas o evacuadas no deben regresar a sus hogares porque todavía hay peligro y continuamos en Alarma Ciclónica. Está lloviendo y puede intensificarse. El peligro no ha pasado y como Irma se alejó las personas empiezan a perder la percepción de riesgo y eso puede ser peligroso”.

Según dijo,  “el río Miel está crecido, nos reportan que en Yateras (Granma) está lloviendo mucho, la estanción de esa localidad reportó más de 116 mm de agua y desde esa zona es que nace el Toa, por tanto en cualquier momento también va a crecer”.

Agregó que “los daños afortunadamente son menos de los que nosotros esperábamos. Hay daños, ahora están en proceso de cuantificación, pero no tan grandes porque las penetraciones del mar no fueron tan fuertes como en ocasiones anteriores. El parque infantil lo perdimos cuando Ike, luego con Matthew y ahora que se estaba terminando toda la reparación, volvió a desaparecer bajo los embates del mar. Pero todavía no conocemos los daños materiales porque el Consejo de Defensa está visitando las zonas con mayor preocupación por las personas para avisarle de que no se confíen que todavía puede heber más inundaciones”.

“Se sabe que hay tramos del malecón y edificios afectados, puertas, pasos de escaleras, casas que ya estaban recontruidas después de Matthew de nuevo volvieron a sucumbir”, contó.

La periodista indicó que “no hemos podido llegar la comunidad de Yumurí, esa es la parte que más nos preocupa porque desde donde podía observarse el espectáculo se veía bastante aterrador”.

Miami, mayor impacto

El jefe de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) dijo este viernes que Irma “va a devastar Estados Unidos”. “Partes de Florida estarán sin luz días, si no más”, informó el diario El País.

Según el Miami Herald, en el peor de los escenarios en Florida podría haber inundaciones de entre un metro y medio y tres metros de altura sobre el suelo, cubriendo hasta el techo casas de una sola planta. Los primeros vientos fuertes llegarán al sur de la península el sábado por la tarde.

Irma, el mayor huracán de la historia del Atlántico, ha dejado hasta el momento 20 muertos. Las predicciones apuntan que Miami será el lugar donde el impacto será mayor