Presidente ruso, Vladímir Putin, tras la novena cumbre del grupo BRICS, en Xiamen, fue consultado si se sentía decepcionado del mandatario de EE.UU.

Russiatoday. Xiamen.Tras la novena cumbre del grupo BRICS, organismo consultivo permanente formado por Rusia, China, la India, Brasil y Sudáfrica, que se realizó el 4 y 5 de septiembre en la ciudad china de Xiamen, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, habló en una rueda de prensa de la reciente prueba nuclear de Corea del Norte, entre otros temas, destacando su “carácter provocador”.

El mandatario sostuvo que las “inútiles e ineficaces” sanciones no conseguirán que los norcoreanos renuncien a su programa nuclear, por lo cual ha subrayado la necesidad de diálogo. “La histeria militar en torno a Corea del Norte puede conducir a una catástrofe planetaria”, ha advertido Putin.

También se pronunció sobre la decisión del Departamento de Estado de EE.UU. de suspender la semana pasada las actividades del consulado de Rusia en San Francisco (California), así como de otras instituciones consulares rusas en Washington y Nueva York.

En ese sentido, Putin sostuvo que las autoridades rusas tienen aún derecho a reducir en 155 el número de diplomáticos estadounidenses en Rusia para lograr una “paridad completa”, aclarando que, de momento, no lo hará.

El mandatario agregó que Rusia planea recurrir a la Justicia para denunciar los actos de EE.UU. “Veremos cómo funciona su avalado sistema de Justicia”, ha comentado.

En referencia a la cooperación entre Moscú y Washington, Putin ha señalado la existencia de ciertas dificultades en las relaciones bilaterales. “Resulta difícil dialogar con gente que confunde Austria con Australia”, declaró el presidente ruso.

La declaración del mandatario ruso hace referencia a un incidente protagonizado por ex presidente norteamericano, George W. Bush, que en 2007 confundió a estos dos países, refiriéndose a “las tropas austríacas” en vez de a las tropas australianas.

“Trump no es mi novia”

En la rueda de prensa también se escuchó la pregunta de si el mandatario ruso se ha sentido decepcionado con su homólogo estadounidense, Donald Trump.

Putin tachó la pregunta de “ingenua” y ha indicado que ambos líderes se encargan de sus “asuntos estatales, cada país tiene sus intereses”.

“En lo que concierne a la decepción o no… Su pregunta me parece ingenua. Él no es mi novia y yo tampoco soy su novia ni su novio“, ha respondido Putin.

La situación en Siria

En lo que concierne al conflicto sirio, Putin ha señalado que la situación está cambiando a favor de las tropas gubernamentales” y que en los últimos dos años, el Gobierno de Bashar al Assad ha conseguido aumentar considerablemente el número de territorios bajo su control.

Putin también comentó la decisión de EE.UU. de suministrar armas letales a Ucrania. Aunque ha admitido que es “una decisión soberana de Estados Unidos” y que Rusia no puede influir en este proceso, ha recordado que “existen normas y enfoques internacionales”.

Asimismo, el mandatario ha anunciado que Rusia presentará ante el Consejo de Seguridad una resolución sobre el envío de pacificadores de la ONU a las líneas de demarcación en el Donbass.

En ese sentido, Putin opinó que la presencia de fuerzas de la ONU que garanticen la seguridad de la misión de la OSCE en la zona de conflicto contribuirá a la “resolución de los problemas en el sureste de Ucrania” y ha instado a un contacto directo con los representantes de las autoproclamadas repúblicas populares de Lugansk y Donetsk.