Aumentan versiones de que lo sacan de Hacienda. Sus vocerías marcaron más que matices con las directrices de La Moneda.

Equipo ES. Santiago. En estas horas van en aumento las versiones de que a Rodrigo Valdés lo sacarán de su puesto de Ministro de Hacienda. No asistió a una ceremonia oficial, en lo que se considera una lejanía tácita de su cargo. Estuvo reunido con la Presidenta Michelle Bachelet, quien, según versiones de periodistas, le habría ratificado la política gubernamental de defender el desarrollo sustentable y cuidando el medio ambiente, y por tanto las razones de cancelar el proyecto minero de Dominga, el cual defendió Valdés junto a otros funcionarios de Hacienda. El titular de esa cartera también se juntó con el Ministro del Interior, Mario Fernández. En medio de todo, Rodrigo Valdés no quiso hablar con los periodistas que cubren La Moneda y el sector financiero.

Fue claro el nuevo respaldo de Valdés al sector empresarial y área trasnacional al sostener que no fue buena decisión parar Dominga, lo que marcó algo más que matices con La Moneda, donde existió la convicción de detener ese proyecto minero. Seguro que se pasó de velocidad el Ministro cuando afirmó que: “Respaldo plenamente las preocupaciones que han expresado el ministro (Luis Felipe) Céspedes (Economía) y el subsecretario (Alejandro) Micco (de Hacienda) respecto del tema Dominga. Tenemos que respaldar, no solo acatar, las decisiones que se toman dentro de la institucionalidad, y eso fue el caso, eso no significa que la institucionalidad esté funcionando bien y en esto tenemos responsabilidad los ministros”. El titular de Hacienda volvió sobre la tesis empresarial de que detener proyectos trasnacionales afecta el crecimiento.

La Presidenta Michelle Bachelet no dejó pasar el asunto y en una actividad planteó que “Chile necesita que crezcamos, sí, necesitamos que la economía crezca, pero necesitamos que el crecimiento vaya de la mano del cuidado del Medio Ambiente. Y, además, Economía Verde y Economía Azul, porque hay gente que cree que, si uno se preocupa del Medio Ambiente, ya la economía no va a poder seguir creciendo. Y sí puede, solo que hay que ponerse otros ‘anteojos’, es decir, miremos esto de otra manera y cómo puede ser una oportunidad”.

En la prensa, estos dos días, se sacó el jugo a que hay un quiebre al interior del Gobierno. Se presenta un ala de economía disputando con un ala política y medioambiental. Lo claro es que hay una molestia en oficinas de La Moneda porque, cuando menos, las diferencias se debieron ventilar al interior del Gabinete, no con declaraciones a la prensa como las del Ministro y el Subsecretario de Hacienda.

Es sabido que, además, Rodrigo Valdés está por una especie de “no reforma” en materia de pensiones y ha expresado sus desacuerdos en el proceso de reformas de la actual administración.

En estas horas se sabrá si sigue o no en el cargo. Si sale, comprobación de sus diferencias con las políticas de Gobierno; si sigue, una situación que generará incertidumbre en cuanto al Gobierno.

Claro que aparte de eso, también hay rumores de otros cambios por la situación generada en La Araucanía y la necesidad del Gobierno se continuar fortaleciendo su gestión, cumpliendo con el programa y seguir a la ofensiva en estos meses, en lo que la aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, el proyecto de matrimonio igualitario y concreción de políticas públicas ha mostrado una administración con logros y que avanza en sus objetivos.