Juan Andrés Lagos, Encargado de Comunicaciones del Comando de AG dijo que se recurren a métodos burdos y perversos para desvirtuar la candidatura del senador.

Hugo Guzmán R. Periodista. Juan Andrés Lagos dijo que se recurren a métodos burdos y perversos para desvirtuar la candidatura del senador porque “se trata de una persona honesta, transparente, con altísima credibilidad” y que “está demostrando fortaleza y competitividad” que complica a la derecha. Sostiene que “la campaña está animada, se está expandiendo, tiene comandos comunales en todo el país, está posicionada en las redes sociales”. En contraste, afirma que “Piñera se estancó y no tiene un voto distinto que no sea de la derecha”. Valora la lista parlamentaria de “La Fuerza de la Mayoría” y precisa que “no es nuestro tema pelear con el Frente Amplio”.

¿Quedaron conformes con la lista parlamentaria?

Como parte del equipo del Partido Comunista me ha tocado estar en las últimas tres o cuatro tratativas para lograr lista parlamentaria, en los tiempos de lo que era la Concertación y nuestro sector, luego la Nueva Mayoría y ahora con partidos que respaldamos la candidatura presidencial de Alejandro Guillier, “La Fuerza de la Mayoría”. Haciendo un análisis comparativo, me parece que esta lista, con cuatro partidos y muchos independientes, tiene una gran fortaleza y una alta competitividad. Hay unidad de este sector, convencidos de que hay que consolidar los avances de transformaciones del Gobierno de Michelle Bachelet y profundizar y tomar en nuestras manos temas que son de trascendencia para el país, en el ámbito previsional, en la batalla dura y fuerte contra la delincuencia organizada, en el proceso constituyente, en las relaciones internacionales con integración, en el ámbito de la participación ciudadana que es una impronta de Guillier. Hay desafíos grandes y uno es hacer la ecuación entra la batalla parlamentaria y la batalla presidencial. Tienen que ser campañas muy vinculantes. Estamos desafiados por la derecha, que es nuestro principal adversario, pero también por otros sectores que buscan drenar o influir en nuestro electorado.

¿Estamos hablando del Frente Amplio?

Sí.

Pero se había dicho que el FA no le quitaría votos, por ejemplo, a los comunistas.

Mira, es un dicho que no se refleja, por ejemplo, en las últimas elecciones municipales. Ahí el FA entró en una votación de nuestro sector. Ahora, que quede claro que nuestro principal adversario político-electoral es la derecha. Pero estamos en una competencia en la que no estamos solos en la centroizquierda, está la lista de Marco Enríquez-Ominami, está la Democracia Cristiana, que va con la Izquierda Ciudadana y el MAS, y está el Frente Amplio. Tenemos un tema no solo de defender electorado, sino de ganar electorado. Hay varios distritos en la Región Metropolitana donde más allá de lo que se diga, lo concreto es que las campañas del Frente Amplio están orientadas hacia nuestro electorado. Eso, en todo caso, no nos hace ver al FA como adversario político, porque en segunda vuelta, cuando Guillier se enfrente al escenario de tener que ganarle a (Sebastián) Piñera -y le va a ganar, porque no soy de los pesimistas que piensan que solo hay que apostar a las parlamentarias- esperamos una confluencia en la votación. No es nuestro tema pelear con el FA, pero sí competir y, algo que es muy importante, ponernos de acuerdo en la segunda vuelta.

¿Cómo empalmar las campañas parlamentaria y presidencial si en el sector hay quienes piensan que la presidencial está perdida y hay que centrarse en la parlamentaria?

El diagnóstico de considerar la presidencial perdida es un error político-electoral grave porque eso no es real. Todo indica que la centroizquierda y nuestro candidato presidencial -que llega a un mundo independiente y que lo demostró al reunir más de 61 mil firmas para su inscripción- tiene una base electoral inmensa, que puede crecer y captar votos, y que marca para estar en la segunda vuelta, eso es un hecho y por ello es un error pensar en que se pierde la presidencial. A eso hay que agregar que tenemos la lista parlamentaria más competitiva, con más mujeres, que expone un programa de profundización reformista, que está en sintonía con la gente, y todo eso es una gran fortaleza. Si se hace proyección electoral más allá de encuestas truchas como esa semanal, el gran desafío es aproximar al máximo nuestra candidatura en la primera vuelta a la de Piñera. Eso significa un esfuerzo territorial muy intenso. Mira, en menos de dos semanas tenemos constituidos comandos regionales y comunales en todo el país, y van a trabajar con una georreferenciación sobre la base de más de 120 comunas. Le vamos a ir a disputar votación a la derecha, no nos vamos a quedar en la fidelización de nuestro voto.

¿Aspiran a mantener la mayoría de la centroizquierda en el Congreso?

Podemos mantener la mayoría en el Congreso y eso dependerá de nuestro trabajo y de nuestra unidad.

¿Te gustaría que Lagos expresara su apoyo a Guillier?

Más que gusto, es necesario. Porque la batalla con la derecha está fuerte y dura. Sería un gran aporte que el ex presidente Lagos y quienes lo respaldan apoyen a Guillier. Te diré que ya hay personas destacadas de ese mundo que están participando activamente en la campaña, lo que es bueno y necesario.

Es claro que algunos sectores están instalando que la campaña de Guillier no prende, que está llena de problemas, que el candidato expresa poca convicción…

Es que hay dos momentos, el primero fue el de recoger firmas. Y mira, Alejandro en eso y con lo de ahora, es el candidato que ha recorrido más comunas de todo el país. No hay que despreciar lo que fue recoger más de 61 mil firmas de personas independientes. Alejandro ha expresado ideas y ha hecho propuestas. Está en conexión con la gente todos los días. Están trabajando más de 40 comisiones programáticas y están en desarrollo los diálogos ciuadanos. Tenemos soportes sólidos. La campaña está animada, se está expandiendo, tiene comandos comunales en todo el país, hizo un banderazo de cerca de tres mil personas, está posicionada en las redes sociales, se recorre territorios y se despliega por todo el país con escases notable de recursos financieros, pero que encuentra apoyo ciudadano. Eso no es una candidatura débil como lo quiere mostrar la derecha y sus medios de prensa. Hay una intencionalidad perversa que es decirle a un segmento de los ciudadanos que no voten por Guillier porque no tiene plata, porque está aburrido. Cuando Guillier pone el tema del financiamiento de la campaña, pone un tema de democracia, de justicia, y de desigualdad frente a la ley, y lo respaldan amplios sectores. Imagínate que lo respaldaron en eso Marco Enríquez-Ominami, Carolina Goic, Beatriz Sánchez de alguna manera, e incluso José Antonio Kast. ¿Y quién queda en la vereda del frente? Piñera, el súper millonario, blindado por los grandes medios.

¿Se está distorsionando la figura de Alejandro Guillier?

Están buscando distorsionar la figura de Guillier, porque la fortaleza que tiene -y la derecha lo sabe- es que se trata de una persona honesta, transparente, con altísima credibilidad y que tiene un mensaje de reforma y transformación. Lo burdo y lo perverso está en cosas como el titular de La Segunda que pone que ni sus partidos lo apoyan y buscan distorsionar. Alejandro está demostrando fortaleza y competitividad que a la derecha le va complicando.

Influye que sigue la carrera Piñera-Guillier.

Mira, Piñera se estancó y no tiene un voto distinto que no sea de la derecha. No llega al voto de centro, no llega al voto de (Manuel José) Ossandón; según estudios, el 35% de ese voto se va a Guillier. Piñera está lejos de lograr los votos necesarios para ganar en segunda vuelta, no los tiene. Guillier, paso a paso, con dificultades que hay que reconocer, va sumando votos, va ampliando su electorado, va concitando apoyo y tiene las condiciones para ganar en segunda vuelta.

Quedan pocos meses de campaña. ¿Dónde situarías los ejes de la campaña de Guillier?

Ir a la ciudadanía no que está convencida de votar por Alejandro Guillier, sino a la que no ha tomado una decisión y los indecisos. La gran tarea de aquí a la primera vuelta es ir a esos hogares y territorios donde están las personas que no se han decidido. Voy a usar un término técnico que nos debe servir ahora, que es la georreferencia de las familias, de las personas, que no tienen decisión. Tiene que haber estrecha coordinación de trabajo entre los comandos presidenciales, los comandos parlamentarios y candidaturas a Cores, trabajemos en simultaneidad, vayamos en la misma línea y esfuerzo. Tenemos que ir a disputarle votos a la derecha, por ejemplo, en La Florida y Puente Alto, y ahí son determinantes las candidaturas que tenemos.  Hay un voto volátil que tenemos que trabajar.

“Guillier no es Frei Ruiz-Tagle. No es la misma situación”

¿Ustedes tienen el análisis de que el abstencionismo le ayuda a Piñera?

Absolutamente. ¿Por qué la campaña de la derecha de mostrar a Alejandro solo, con problemas, con los partidos peleados? Francisco Vidal tiene razón cuando dijo que eso es lo que genera el derrotismo.

No necesariamente le resta votos a Piñera, pero sí le resta a Guillier.

Exacto. Piñera busca desestabilizar la candidatura de Guillier. Sabe que con eso genera que menos gente vaya a votar por Guillier.

¿Y qué le dices a tú sector ante eso?

Yo digo que tenemos un buen candidato, tenemos un programa, tenemos fuerza, tenemos un Gobierno que está cerrando con un enorme legado, tenemos muchas razones para seguir adelante y derrotar un pesimismo absurdo. No es la misma situación de cuando Piñera derrotó a la Concertación en segunda vuelta, cuando compitió con Eduardo Frei.

¿Guillier no es Frei Ruiz-Tagle?

No, Guillier no es Frei Ruiz-Tagle. No es la misma situación.

¿Se dará el hecho inédito del que salió segundo en primera vuelta saldrá primero en segunda vuelta?

No descarto que Alejandro salga primero en primera vuelta. Si no es así, se dará lo que tú dices, en esa posibilidad inédita. Lo que sí te puedo decir es que quien gane la Presidencia de la República, ganará con pocos votos de margen, será algo muy peleado. No creo que la diferencia entre uno u otro supere los 300 mil votos. Por tanto, si logramos ampliar nuestra brecha, es un triunfo seguro, ahora estamos jugando eso. Es un error, por cierto, guardarse para la segunda vuelta, es un error garrafal. Eso casi hizo perder a Lagos frente a Joaquín Lavín.

José Miguel Insulza, del Partido Socialista, se fue de Atacama, donde va de candidato a senador Lautaro Carmona. Se ubicó en Arica, donde iba Carmen Hertz al Senado por el PC. Y ella pasó a candidata a diputada por el distrito 8 en Santiago. ¿El PS le hizo un favor al PC, se bajó una candidatura de Carmen?

Aquí no hubo favores de ningún tipo, todo tuvo profundas raíces políticas. El PS nunca nos planteó que Carmen Hertz dejara la candidatura por Arica. Ahora, creo que Insulza cometió errores políticos, pero eso es otro tema. Para nosotros, por lo demás, la candidatura de Carmona en Atacama está muy afianzada, es muy sólida. Y quiero decir que el PS como otros partidos, han tenido en consideración respaldar el fin de la exclusión del PC del Senado.

Carmen Hertz dijo que los candidatos comunistas no se sentían dueños de cupos, algo así.

Carmen es una persona de alta nobleza. Uno mira a personas como ella en toda su historia, y ahí uno encuentra una alta nobleza. También me refiero a las actitudes que ella tuvo en esta situación. Nosotros conversamos con Carmen y ella compartió el ser candidata al Parlamento en donde el partido considerara que podía ser un mejor aporte. En un momento inicial pensamos que podía jugar un papel principal en Arica. Luego pensamos y concluimos que la competitividad y la electividad del partido mejora con Carmen como candidata a diputada en el distrito ocho, donde va también la notable y querida compañera Lorena Pizarro. Es un distrito de alta competencia, y no es que van a competir entre ellas, lo que ocurre es que ambas van a elevar la votación del Partido Comunista en ese distrito. Aprovecho de decir a las y los militantes del partido, a las amigas y amigos del partido, que no fue fácil en distritos altamente competitivos construir duplas de candidaturas que tuvieran el rasgo de elevar votación e instalar electividad. Nosotros privilegiamos lo colectivo, hacemos las cosas con respeto. Un factor a mencionar, en relación a la ley de cuotas y de género, es que el PC puede decir con tranquilidad y con sano orgullo que las mujeres candidatas no van por llenar cupos de cuota, sino porque son candidatas que tienen tremendos méritos, van a aportar votación, electividad y competitividad, y se lo merecen.