Es indiscutible el avance concreto en muchas áreas, sin olvidar las decenas de miles de estudiantes que ya gozan de gratuidad.

Guillermo Teillier del Valle

Diputado. Presidente del Partido Comunista de Chile

Los medios de comunicación conservadores y la derecha, quieren insistir en ocultar avances que se han logrado en beneficio de amplios sectores de nuestro pueblo y de la sociedad.

Pero la fuerza de los hechos indica que se dan pasos para mejorar la calidad de vida de la población y garantizar derechos sociales y ciudadanos. Eso, por lo demás, ha sido posible por una incansable lucha del movimiento social, de la sociedad civil, de parlamentarios progresistas y de izquierda, y las políticas públicas del Gobierno de Michelle Bachelet.

Se logró un trato justo en el pasaje del Metro para los Adultos Mayores que garantizara un número de viajes; y se sigue luchando por una tarifa preferencial para ellos en el transporte. También se logró extender las líneas del tren subterráneo hacia comunas populares. Se comenzó a dar pasos para garantizar una pensión digna a los jubilados de nuestro país. Se consagró un derecho de la mujer con la nueva ley de interrupción voluntaria del embarazo por tres causales. Se ha ido aumentando progresivamente el presupuesto de Bomberos de Chile y se avanzó en nuevas medidas para la atención de desastres naturales. Estamos ante un proceso encaminado a establecer una nueva institucionalidad para la atención de la infancia y superar el actual Sename. Los profesores reciben el beneficio merecido con aumento de sus ingresos gracias a la ley de Carrera Docente aprobada recientemente. Se está avanzando en la creación del Ministerio de las Culturas y de los Pueblos Indígenas. Se impulsó el proyecto de ley para el Matrimonio Igualitario.

Nadie podría negar que falta por avanzar en la mejora de condiciones para la mayoría de nuestro pueblo, empezando por la desigualdad que impera en el país. Pero asimismo es indiscutible el avance concreto en muchas áreas, sin olvidar las decenas de miles de estudiantes que ya gozan de gratuidad.

Hay en el país un consisten avance en derechos sociales que le llega a muchísimas familias y que se ven materializados en acceso a mejores condiciones de vida, de estudio, de trabajo, del quehacer cotidiano y de respeto a derechos civiles.

El tema es que debemos seguir avanzando en ese camino. Falta por hacer en educación, salud, conectividad, vivienda, transporte, pensiones, descentralización, avance científico y tecnológico. También hay que garantizar la defensa y uso apropiado de nuestros recursos naturales como el cobre, el agua y el litio y que contribuyan al desarrollo del país en beneficio de las mayorías.

En ese camino hemos estado y seguiremos estando, lo que incluye el oponernos a fuerzas retardatarias y regresivas que quieren frenar e incluso hacer retroceder los avances en derechos sociales. En el desafío de materializar avances para el pueblo, los trabajadores y las familias chilenas, seguiremos impulsando programas progresistas y transformadores.