El director de ILD dijo que hay “una red de protección nacional e internacional a favor de grupos terroristas” que operan en la Araucanía. Apuntó al INDH.

Agencias de Noticias. Santiago. El director del Instituto de Libertad y Desarrollo –ligado a sectores ultraconservadores del país-, Luis Larraín, en entrevista con radio Cooperativa acusó al Estado y al Institución Nacional de Derechos Humanos (INDH) de proteger a supuestos “grupos terroristas” que estarían en la región de la Araucanía haciendo atentados incendiarios bajo la “excusa” de la causa mapuche.

Indicó que “hay una red de protección a grupos políticos que cometen estos crímenes, y que están relacionados con minorías muy ínfimas, grupos muy minoritarios, que toman la causa mapuche, pero que, obviamente, no representan el sentir del pueblo mapuche”.

Y recalcó que “yo creo que ésa es una realidad y tenemos que dejar de hacernos los lesos: eso es lo que existe en Chile, los grupos están identificados, las policías saben quiénes son los que cometen los asesinatos y los crímenes, las quemas de camiones”.

El dirigente conservador fue más allá y culpó a las fuerzas políticas y de ser “débiles” ya que aseguró que “le tienen miedo a la reacción de los grupos más de izquierda que hablan de la represión contra los mapuche”.

También, Larraín, sin escrúpulos afirmó que los jueces eran cómplices de avalar la violencia en la zona, agregó que “quiero decir que esos grupos no solamente no tienen la represión que debieran tener, sino que son de los grupos más protegidos de la sociedad chilena, porque contra ellos no llega la justicia”.

“Los jueces y los fiscales son amedrentados por grupos terroristas que tienen una protección internacional, que nace de muchos organismos internacionales que los apoyan, y ésa es la razón de que se hayan quemado 100 camiones y no hay ningún inculpado”, añadió.

El ingeniero comercial ejemplificó los casos de “complicidad” con la causa de la familia Luchsinger Mackay. Expresó que “el querellante contra las once personas inculpadas del caso Luchsinger Mackay es el Estado de Chile, y como tal su representante es el intendente regional. Pues bien, el intendente y su abogado alegaron a favor de la machi (Francisca) Linconao en el episodio donde intervino también el Instituto de Derechos Humanos”.

El director de Libertad y Desarrollo insistió en dudar del rol del INDH, entidad que persiste en denunciar los abusos y violaciones de derechos humanos en contra del pueblo mapuche y los ligó con las “redes de protección”.

Subrayó que  “desgraciadamente, en esas redes no solamente hay gente terrorista, sino que gente con motivación política. Por eso yo he sido muy crítico del Instituto Nacional de Derechos Humanos, que interviene en causas en la zona, por ejemplo, para proteger a la machi Linconao”.