INE publicó el Anuario de Estadísticas Vitales 2015 que da cuenta del fenómeno. Regiones con más nacimientos fueron la Metropolitana, Biobío y Valparaíso. 

Patricia Schüller. Periodista. Durante el 2015, la cantidad de nacimientos en Chile disminuyó un 2,5% en comparación con el año anterior. Se registraron un total de 244.670 nacimientos, con un promedio diario de 670. De ellos, un 50,9% correspondió a hombres y un 49,02% a mujeres. Los datos corresponden al Anuario de Estadísticas Vitales 2015 que publicó este viernes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El Anuario fue elaborado en forma conjunta por el Servicio de Registro Civil e Identificación, Ministerio de Salud y el INE. 

Se detectó que las regiones con más nacimientos fueron la Metropolitana, con un 41,3%; Biobío, con un 10,9%, y Valparaíso, con un 9,6%. 

Según el informe, la tasa bruta de natalidad del año, o el número de nacimientos por cada mil habitantes, también descendió, pasando de 14,2 en 2014 a 13,6 en 2015. A nivel regional, la cifra más alta se presentó en Tarapacá (17,1) y la menor, en Los Ríos (11,6).

Del mismo modo, la tasa global de fecundidad (TGF), es decir, el número promedio de hijos por mujer, bajó de 1,9 niños en 2014 a 1,8 en 2015, cifra que está por debajo de la tasa de reemplazo (2,1 hijos promedio por mujer), que es el valor que permite asegurar el reemplazo generacional.

Sin embargo, nueve de las quince regiones presentaron niveles de fecundidad superiores al promedio nacional: Arica y Parinacota (1,90), Tarapacá (2,26), Antofagasta (2,13), Atacama (1,97), Coquimbo (1,90), O’Higgins (1,86), Maule (1,82), Los Lagos (1,83) y Aysén (1,82). Aquellas regiones con niveles menores al promedio nacional fueron: Valparaíso (1,74), Metropolitana (1,77), Biobío (1,67), La Araucanía (1,74), Los Rios (1,52) y Magallanes y la Antártica Chilena (1,78).

Las mujeres entre 25 y 29 años entregaron el mayor aporte al nivel de la fecundidad, al representar el 25,8% de las madres, seguidas por las mujeres del grupo de edad de 30 a 34 años, con un 23,5% del total. En el caso de los hombres, el mayor aporte (23,9%) se produjo por el grupo de edad de 30 a 34 años, seguido por el grupo de 25 a 29 años (23,2%).

Disminuyen matrimonios

En 2015 se registraron 61.744 matrimonios en el país -con un promedio de 169 enlaces diarios-, cifra que representa una disminución de 4,8% respecto al año anterior.

La tasa bruta de nupcialidad, que corresponde al número de matrimonios por mil personas, se situó en 3,4 en 2015, menor al nivel de 3,6 exhibido en 2014. 

A nivel regional, en ese lapso, la tasa bruta de nupcialidad varió entre 2,6 matrimonios por mil personas (Región de Aysén) y 4,1 matrimonios por mil personas (Región de Antofagasta). En el caso de la Región Metropolitana, esta se ubicó en 3,6 matrimonios por mil personas.

La edad media al contraer el primer matrimonio se incrementó en 2015 respecto a 2014, llegando a 32,2 años en el caso de los hombres y a 30,9 años en el de las mujeres. 

Otro dato que arrojó el informe es que la mayoría de los matrimonios se produjo entre solteros y solteras (71,5% del total). Le siguieron los enlaces de divorciados con solteras (10,9%), solteros con divorciadas (7,0%) y divorciados con divorciadas (4,7%).

Defunciones generales aumentan

En 2015 se registraron 103.327 defunciones -con un promedio diario de 283-, cifra que implicó un aumento de un 1,3% en comparación con el año 2014.

Un 53% de los fallecimientos fueron muertes masculinas y un 47%, muertes femeninas, lo que refleja una sobremortalidad de hombres.

Las principales causas de muerte correspondieron a enfermedades del sistema circulatorio, que provocaron la muerte de 28.321 personas (14.231 fueron hombres y 14.090, mujeres) y a tumores malignos, con 25.764 defunciones (13.503 fueron hombres y 12.261, mujeres).

Le siguieron las enfermedades del sistema respiratorio, con 9.934 muertes (5.018 fueron hombres y 4.916 mujeres) y las causas externas de mortalidad, con 7.869 muertes, que, a diferencia de las anteriores, afectaron mayoritariamente a los hombres (5.908 hombres y 1.961 mujeres).

Mortalidad infantil disminuye

La tasa de mortalidad infantil, es decir, el número de defunciones de menores de un año de vida por cada 1.000 nacidos vivos, descendió de 7,2 en 2014 a 6,9 en 2015. En ese mismo período, la tasa de mortalidad de la niñez (defunciones de 1 a 4 años por cada 1.000 nacidos vivos) se situó en 1,0, lo que marcó un baja de 0,1 respecto a 2014.