Acusan de “lloriqueo” a Guillier porque constata que no tiene acceso a recursos, con un Piñera con base financiera privada multimillonaria.

Equipo ES. Santiago. Si, parafraseando al UDI Andrés Chadwick, Alejandro Guillier anda llorando por falta de recursos para su campaña presidencial, los piñeristas andan a risotadas por la disposición millonaria de recursos que tienen para intentar impulsar a su candidato a La Moneda.

El ejemplo a la mano es que en las primarias, Sebastián Piñera se auto-ayudó con 200 millones de pesos, superando con creces lo gastado por los otros participantes en ese mecanismo de definición de postulaciones a La Moneda.

Como ejemplo del apoyo de grandes empresarios, Patricio Parodi, presidente del Banco Consorcio, hizo un aporte de 12 millones de pesos a Piñera.

Esa será, previsiblemente, la línea que seguirá el financiamiento de la campaña del aspirante de la derecha, auto-ayudas y aportes millonarios de financistas y empresarios.

Por lo demás, el magnate apuesta a La Moneda con una base de unos dos mil 500 millones de dólares en su capital.

Hay que agregar que el aspirante presidencial de la derecha no solo tiene acceso a líneas bancarias, sino que tiene incidencia en grupos como Bancard, tiene inversiones en paraísos fiscales, es socio de grandes empresas, está en el mundo financiero especulativo, todo base de financiamiento para una campaña, con gran ventaja sobre sus adversarios, inclusive manteniéndose dentro de los márgenes legales de gastos de campañas.

Además, amigos y socios políticos de él, en los que se incluyen los dueños de Penta, líderes de grupos económico-financieros, directivos bancarios y dueños de consorcios como es el caso de los Cueto, son los que podrán hacer donaciones a la campaña piñerista, en las modalidades que establece la ley, sin problema alguno.

De allí que causara malestar la declaración del amigo y jefe de la operación electoral piñerista, Andrés Chadwick, cuando dijo que “esto es sin lloriqueos”, después que el candidato presidencial independiente, Alejandro Guillier, indicara que los bancos no le están prestando dinero para encarar la campaña. Pese a estar preocupado de reunir de grandes cantidad de dinero, como quedó demostrado en las pasadas primarias, Piñera indicó que esto “no es una competencia de billeteras”.

Luego, Guillier manifestó, ante las afirmaciones de Chadwick y Piñera: “Fácil decirlo cuando cuentas con 200 millones para empezar”.

En tanto, Carolina Goic, candidata presidencial de la Democracia Cristiana, indicó que  “pareciera que solo los millonarios como Piñera pueden participar” en financiar campañas electorales.
“Aquí ha quedado una vez más de manifiesto la conducta de patrón de fundo que la derecha tiene; una actitud soberbia, donde finalmente aquí lo que hay es una defensa hacia un candidato millonario”, sostuvo sobre el tema el coordinador general de la campaña presidencial del periodista y senador, Osvaldo Correa.

Añadió, respecto a las condiciones del piñerismo que los que apoyan a Guillier “no tenemos platas en paraísos fiscales, no contamos con el apoyo de la banca”.

Esta situación, por cierto, abrió en la contingencia un debate sobre la norma existente para financiar las campañas electorales y las condiciones en que se encuentran los candidatos independientes.