Candidato presidencial remarcó que “no tenemos fiato con los grupos de interés” sobre  negativa de la banca de darle un crédito para financiar su campaña.

Equipo ES.Santiago. “La adversidad obliga a desarrollar la creatividad. Los grupos económicos no nos van a prestar plata. No se trataba de donaciones: se trataba de un crédito como cualquier ciudadano que va a un banco, y nos han bloqueado el acceso al crédito”, sostuvo Alejandro  Guillier, candidato presidencial independiente apoyado por el PC, PS, PPD, PR, IC y MAS, al referirse de la negativa de las instituciones bancarias –banca privada y BancoEstado- para concederle un crédito que permitiera financiar su campaña.

“Lo aceptamos como una señal de que no tenemos fiato con los grupos de interés, los grupos de presión, con los intereses macroeconómicos. Nuestro corazón está más en la pyme, en el mediano y en el pequeño empresario”, remarcó.

Según dijo Guillier, para sortear este obstáculo su campaña “apelará a la ciudadanía, mediante un diseño de campaña donde haya contribuciones y aportes de los privados, de las personas, de los ciudadanos”, lo que permitirá “redescubrir la virtud de la austeridad”.

Añadió: “Yo creo que había demasiada plata en política, hay gente que se logra imponer por la plata y, por lo tanto, ha sido parte del esfuerzo de transparencia que estamos haciendo, incluso con las iniciativas legales que este mismo Gobierno ha presentado en el Congreso para sacar el dinero de la política. Nadie va a decir que nos financiaron la campaña y la carrera política, ni que están detrás de nosotros. Vamos a tener plena autonomía: más transparencia, más libertad, a cambio de más austeridad y más creatividad”.

Coordinación de campaña

Alejandro Guillier se reunió con los dirigentes de los partidos que integran la nueva coalición la “Fuerza de Mayoría”, integrada por el PC, PS, PR y PPD, que el lunes inscribió en el Servicio Electoral (Servel) su lista definitiva de candidatos para las próximas elecciones presidenciales, parlamentarias y de cores del 19 de noviembre próximo.

En la ocasión, los dirigentes de las colectividades recibieron las felicitaciones del candidato por realizar “un proceso bastante limpio, con mucha participación y cuidando las relaciones humanas”.

El abanderado de la centroizquierda anunció que realizará una campaña “inédita” en las últimas décadas, basada en la austeridad y apoyada en los independientes, en los militantes y en las organizaciones sociales del mundo popular, adelantando que comenzará el despliegue en terreno por todo el país.

“Ellos siempre han entendido que la política es el camino para mejorar la patria, y que el diálogo, las votaciones, las elecciones -pero esta vez, con más participación ciudadana- es la manera de solucionar los problemas que aún afectan a los chilenos”, señaló.

Guillier destacó que Chile es “un país que aún no garantiza una red de protección básica a las familias como es el derecho a la educación, tener el acceso a la salud en cualquier circunstancia, tener pensiones dignas y, además, estar libres del flagelo de la delincuencia y de la droga. Nosotros nos vamos a proponer fortalecer a nuestras familias, eso es lo que nos mueve en esta campaña, y por lo tanto, nos vamos a desplegar por todo el país para dar a conocer nuestra visión, que es una visión nueva, que es una visión que mira más hacia el siglo 21 de un país que tiene otros desafíos”.

“Hay un cambio cualitativo de la población chilena que quiere una mayor participación”, completó.