La Comisión por la Memoria del Exilio Republicano en Chile denunció que la sede diplomática ejerció presión para cancelar el acto en Centro Cultural.

Agencia de Noticias. Santiago. Mediante un comunicado de prensa la Comisión por la Memoria del Exilio Republicano en Chile -organización apartidista que trabaja tanto con exiliados republicanos como con descendientes del exilio y personas de nacionalidad chilena y española-  denunció que la Embajada de España en Chile ejerció presión para que no se realice un acto conmemorativo del 78 aniversario de la llegada del barco Winnipeg a Chile, programado para el 8 de septiembre en el Centro Cultural de España en Santiago.

La actividad tenía como fin, además, recordar a las diferentes personas que llegaron en dicha embarcación y que posteriormente tendrían un importante desarrollo en Chile, como Víctor Pey, Roser Bru o José Balmes. El acto contaba con la confirmación del Centro Cultural y el respaldo de diferentes organizaciones tanto españolas como chilenas, sin embargo según explicó la organización “a partir de las presiones ejercidas por la Embajada de España en Chile el acto ha sido cancelado por el Centro Cultural”.

El texto de la declaración aseguró que “el motivo de la cancelación, se debe a la ideología republicana de aquellas personas que llegaron a Chile huyendo del fascismo en la península”.

La Comisión por la Memoria del Exilio Republicano señaló que “es responsable de esta censura al actual embajador de España en Chile, Carlos Robles Fraga. Y solicitamos la rectificación y la disculpa ante aquellos que tuvieron que exiliarse de nuestro país por sus ideales democráticos y ante sus descendientes”.

“Como Comisión queremos manifestar nuestro profundo rechazo a esta censura ante un acto amparado por la Ley de Memoria Histórica de España aprobada tanto en el Congreso español como en diferentes parlamentos autonómicos”, recalcó el comunicado.