Diputado y secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, repasa la negociación parlamentaria. “Tengo una mirada de satisfacción”, dice.

Patricia Schüller G. Periodista. El diputado y secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, al analizar lo que ocurrió en los últimos días y horas en relación a la negociación parlamentaria, admite: “Tengo una mirada de satisfacción de lo que fuimos capaces de lograr”.

Las tratativas culminaron a las 22:15 horas de este lunes -una hora y 45 minutos antes del plazo fatal- con la inscripción ante el Servicio Electoral (Servel) de la lista parlamentaria  (senadores y diputados) y de Cores (Consejeros Regionales) de los partidos Comunista (PC), Socialista (PS), Radical Socialdemócrata (PRSD) y Por la Democracia (PPD), los que denominaron a su pacto “La Fuerza de la Mayoría”.

¿Qué sensación le dejó  la negociación parlamentaria?

Siempre uno podría perfeccionar mucho más una representación, pero la negociación, la presencia del Partido Comunista en la lista la “Fuerza de la Mayoría”, se traduce en 32 candidatas y candidatos, de los cuales el 44% son mujeres; tiene presencia en 25 de los 28 distritos, lleva dos candidaturas senatoriales, hombre y mujer, por lo tanto, 50% de cada género y tiene nombres instalados que son liderazgos muy potentes en esta batalla. Esto en la perspectiva de no sólo mantener, consolidar, sino que acrecentar la representación de la bancada parlamentaria del Partido Comunista, incluyendo luchar para romper la exclusión del Senado. Tengo una mirada de satisfacción de lo que fuimos capaces de lograr, y tengo también una mirada de optimismo respecto a que cuando implementemos la campaña con la autoexigencia de todas y todos, yendo a conversar directamente con la gente y vinculándola con la campaña presidencial, esta debiera tener los réditos que se ha definido el partido”.

A propósito de lo que pasó con el ex ministro José Miguel Insulza, que inicialmente descartaba ir al Senado por Arica, insistiendo en que sólo sería candidato por Atacama, y que finalmente aceptó postular por Arica, el PC anunció que bajaba la candidatura senatorial de  Carmen Hertz en esa circunscripción, quien postulará a la Cámara por el distrito 8 de Maipú.¿Se sacrificó de alguna manera la candidatura de la abogada de derechos humanos?

En absoluto. Primero, para ser transparente, el Partido Socialista no nos pidió ni puso ninguna condición, no podía ponerla tampoco, de que Carmen Hertz no fuera candidata en Arica. Lo segundo, en una conversación de la dirección (del partido) a través de una delegación, donde me tocó estar, conversamos con Carmen Hertz acerca de que la alternativa de mantenerse como candidata senatorial estaba en nuestras manos, por lo tanto también en su propia opinión. “Valoramos altamente la generosidad de Carmen, así como la disposición que ella tiene, el carácter de una persona que abre la política nacional y convenimos en que será una gran contribución en un distrito donde queremos tener una electividad lo más garantizada posible.

Se entra en tierra derecha con las candidaturas. Usted conoce la circunscripción por la que postulará al Senado. Es diputado por Distrito 5 de la Región de Atacama, que comprende Chañaral, Copiapó, Diego de Almagro, y la gente lo conoce. ¿Cuál es su valor agregado para ganar en las próximas elecciones parlamentarias?

Estoy hace ocho años en una práctica política que responde a la gran pregunta que se hace la gente: vienen para las campañas (los parlamentarios), los elegimos, pero nunca más aparecen. Esta duda no está en la comunidad de Atacama, porque hemos mantenido una práctica de vínculo regular durante todo este tiempo. Además, conocemos la realidad de la región en cuanto a los ejes que vamos a poner en el centro para (lograr) una mejor calidad de vida de todas las atacameñas y atacameños. Esto no es un aprendizaje que nazca de una ilustración sino que de una vivencia directa y completa. Asimismo, hemos realizado un trabajo de construcción de unidad de la izquierda, unidad del pueblo, unidad del mundo democrático que supera la militancia y la dirigencia que yo mismo tengo en el PC. Y eso lo saben la comunidad, nuestros amigos, aliados de otros partidos. Hay también una gran valoración en la memoria histórica de lo que fue el rol de Julieta Campusano, quien  fue nuestra senadora en Atacama-Coquimbo hasta 1973. Hay entonces ahí hay una bandera, un legado, una herencia que es un valor agregado muy potente.

¿Está optimista entonces de que el PC volverá al Senado en gloria y majestad?

Este optimismo está sostenido en una razón fundamental. No se trata sólo de que tengamos ideas justas, o que nos parezca democráticamente necesario incorporar labores comunistas (en el ámbito) del Senado sino que en el trabajo tesonero y colectivo de los comunistas, del anillo más cercano (al partido) y de nuestros aliados para darle solidez a una posibilidad en la conversación directa con la ciudadanía y el mundo popular.

Un día de “sincronías”

Este lunes 21 de agosto fue un día emblemático. Junto con la inscripción de los candidaturas oficiales y pactos en el Servel, el TC dio “luz verde” a la interrupción voluntaria del aborto en tres causales; además de que el Consejo de Ministros rechazó el proyecto minero Dominga. ¿Qué sabor le dejó a usted esta jornada histórica?

Se construyó una sincronía que no era obligada. A veces la vida te pone estas sincronías y hoy tenemos que estos tres grandes hechos políticos que le dan una tremenda dimensión a que en la lucha por la democracia y por los derechos de las personas nunca hay que desmayar, nunca hay que imaginar que es ya suficiente. El gran triunfo histórico de las mujeres de nuestro país, en función de los legítimos y absolutos derechos de la mujer, ha tenido un momento muy alto como fue la ratificación por el Tribunal Constitucional de todo el debate legislativo que la derecha vino a cuestionar y a dilatar por la vía de esta representación. Un segundo hecho histórico es que este lunes se inscribieron las listas parlamentarias, para el Senado y la Cámara (en el Servel), donde en nuestra lista hay un 44% de candidatas, con grandes liderazgos. El hecho también de que se haya pronunciado el Consejo de Ministros, ratificando este fallo (Dominga), es también un triunfo de civilización desde el punto de vista de que por sobre el dominio del capital también está el cuidado por el medio ambiente y la calidad de vida de las personas. Este día será una jornada que será referencial, este 21 de agosto no se olvidará (…) siempre y cuando se siga luchando por los derechos, por una mejor convivencia democrática, buscando una mayor solidez de la democracia en la sociedad chilena.