Jeannette Jara explicó modificaciones frente a AFP, beneficios para trabajadores y situación de uniformados. Pidió a parlamentarios avanzar en la materia.

Patricia Schüller. Periodista. Sus días fueron intensos. Y todavía le queda mucha labor, sobre todo en el ámbito legislativo. Jeannette Jara, Subsecretaria de Previsión Social, se siente un poco cansada, pero sus ojos delatan entusiasmo y al explicar uno de los principales proyectos de este Gobierno, se apasiona. Está convencida de que los tres proyectos de ley que conforman la reforma de pensiones -que fueron firmados el jueves 10 de agosto por la Presidenta Michelle Bachelet- marcarán un antes y un después en el país y que se transformarán en unos de los sellos de la segunda administración de la jefa de Estado.

En su casa de calle Exequiel  Fernández, donde vive junto a su marido y su único hijo de 11 años, la abogada y administradora pública, de militancia comunista, recibe a El Siglo y desmenuza la iniciativa que este lunes 14 inició su trámite legislativo con el ingreso con suma urgencia al Congreso de dos de los tres proyectos de la reforma: el que establece el aumento del ahorro previsional en un 5% con cargo al empleador y el que crea el Consejo de Ahorro Colectivo.

La reforma pone de relieve -remarca-“el compromiso del Gobierno por cambiar nuestro sistema privado de pensiones hacia un sistema de seguridad social. Y por eso las modificaciones que introduce son reflejo de principios de la seguridad social que son transversales internacionalmente y que en Chile han estado ausentes por el establecimiento de un modelo que se impuso sin democracia y a la fuerza, y porque no ha tenido cambios sustantivos en todo este tiempo”.

Si bien se creó el Pilar Solidario el 2008 -explica Jara- “el modelo de capitalización individual no ha sido modificado. El proyecto acerca el sistema privado de pensiones hacia la seguridad social a través del tripartismo; convoca a los empleadores a cotizar con este 5% que es gradual, que se va a implementar en seis años; y lo hace a través de la creación del sistema mixto, porque hace convivir en conjunto con los privados la creación de un Consejo de Ahorro Colectivo, que es un órgano del Estado y que jugará un rol importante porque se hará cargo de la seguridad social de los trabajadores activos. Hoy existen órganos estatales participando en seguridad social, pero de los regímenes antiguos o del Pilar Solidario, pero no dentro del sistema contributivo”.

La oposición ha criticado que no tiene sentido la creación de una nueva entidad estatal.

“A algunos les interesa seguir teniendo espacios de negocios en  materia de pensiones y por eso las AFP han declarado que podrían administrar gratis este 5%. Esto es curioso porque hoy día administran pocas cuentas de ahorro previsional y cobran una alta comisión asociado a ello. Entre otras razones por las cuales las AFP señalan que podrían administrar este 5%, es que ellos ven ahí un ámbito de negocio importante, pero lo que le tiene que interesar al Estado, al gobierno en particular, es poder hacer transitar nuestro sistema, donde el énfasis está puesto en lo individual; por lo tanto la participación del Estado es fundamental, porque lo hace a través de una organización sin fines de lucro, no como las AFP, y desde la lógica donde prima la seguridad social”.

Y agrega: “En la administración propiamente tal de los fondos, por ejemplo, no existirán los multifondos, porque esto es seguridad social. Los cotizantes deberán preocuparse de cómo contribuyen o ahorran para su futura pensión, pero no de si las acciones bajaron o subieron. El organismo estatal, al tener una autonomía garantizada en la Constitución, colocará el valor solidario de la seguridad social en el rango constitucional.

¿Este Consejo será un organismo autónomo?

“Será autónomo, técnico, profesional. Lo que se ha planteado es que al no tener fines de lucro no cobrará comisiones, va a recuperar costos lo que es bien distinto a lo que hoy ocurre en el sistema”.

Jeannette Jara se detiene para destacar “que esta modificación en las pensiones se orienta a los trabajadores y trabajadoras que han estado obligados a cotizar todo este tiempo. Ellos han tenido que ahorrar obligatoriamente un 10% de su sueldo durante muchos años y aun cuando algunos lo han hecho sostenidamente, sin lagunas y sin periodos de cesantía, sus pensiones son muy bajas. Por ello se debe hacer este esfuerzo generando junto al sistema individual de capitalización un sistema paralelo de ahorro colectivo solidario. Esta será entonces una modificación bastante sustantiva”.

En el marco del ahorro colectivo, y al revisar los pilares de la lógica solidaria, la subsecretaria de Previsión Social destaca, en primer lugar, que del 5% de incremento de la cotización, con cargo al empleador, “un 2% irá a una cuenta solidaria (un 3% ingresará a una cuenta de ahorro personal) y la primera distribución que se hará con cargo a esta cuenta solidaria será con lógica de reparto para mejorar las pensiones de los que hoy ya están jubilados o de los trabajadores y trabajadoras que se pensionen en los próximo años. Esta es entonces una solución para subir las jubilaciones ahora y no en 20 ó 30 años como un candidato está proponiendo; por ello es importante que la solidaridad no quede ajena en esta discusión”.

En la lógica solidaria destaca también el “bono de brecha de equidad de género” y la “transferencia intrageneracional que será una transferencia de carácter redistributivo entre los que están cotizando. Los que cotizan más, porque tienen mejores sueldos, ayudarán a los que cotizan menos, porque perciben salarios más bajos”.

¿El objetivo central de la reforma es aumentar en un 20% en promedio las pensiones de los que ya están jubilados y en hasta un 50% las que se recibirán en el futuro?

Busca mejorar las pensiones de los trabajadores y en particular de las mujeres. Está orientado en lo principal a modificar el sistema al cual los trabajadores contribuyen. Una vez implementada la ley se mejorarán las pensiones de los actuales jubilados en un 20% en promedio. En la medida que el trabajador tenga esta acumulación del ahorro en el sistema colectivo del ahorro solidario se espera que las pensiones vayan mejorando más. Lo sustantivo es que el proyecto le cambia la cara al sistema de pensiones, porque crea una cotización que no existía y llama a un nuevo actor a la seguridad social que es el empleador. Crea además un órgano del  Estado que se hace cargo de un sistema de pensiones solidario de ahorro colectivo con rango constitucional.

Otro de los proyectos de ley que comprende la reforma perfecciona la regulación del sistema de capitalización individual.

“Hasta este momento a este proyecto no se le han definido urgencias. El objetivo de la mayor regulación del sistema de Administradoras de Fondos de Pensiones es que por un lado se pueda avanzar en participación de los afiliados y transparencia del sistema. Se incorporan asimismo cambios paramétricos, como, por ejemplo, en el caso de que se aumente el tope imponible. Esto significa que las personas que hoy cotizan con el tope de dos millones de pesos mensuales lo podrán hacer hasta por tres millones de pesos. Acá no hay ningún peso más a la AFP, porque por esa diferencia estas no podrán cobrar comisión. Este aumento en el tope tendrá dos efectos:  los que ganen más cotizarán más, pero además sus empleadores tendrán que cotizar este 5% y ello provocará que el sistema de ahorro colectivo tenga mayores recursos”.

¿Cómo espera que se dé el debate del proyecto en el Congreso?

El Gobierno espera que el debate ocurra en una forma rápida, principalmente porque estos son temas urgentes para la ciudadanía. Los movimientos sociales dejaron clara la necesidad de que en el país se requiere mejorar las pensiones, porque las personas mayores no pueden vivir con dignidad y tranquilidad en su vejez. Los países revisan sus sistemas previsionales cada cierto tiempo y nosotros estamos justo hoy en un punto que es relevante; hay que tratar de llegar a una ley para consumar todo esto.

¿Concuerda con Bachelet de que este es el momento propicio para hacer los cambios?

En el programa de Gobierno de la Presidenta el tema de las pensiones venía abordado desde la AFP estatal y la comisión asesora. Los movimientos sociales pusieron al centro la necesidad de modificar el sistema previsional en el país. Lo importante es que la Mandataria se compromete con esto, se hace cargo de este  sentir ciudadano y toma la decisión de enviar estos proyectos de ley.

El sello de la primera administración de Bachelet fue la Reforma Previsional. ¿El cambio al sistema de pensiones será la impronta de su segundo Gobierno?

La protección social fue efectivamente el sello de su primer Gobierno. Su administración ha hecho importantes reformas y obras en el país. La de educación es una de las centrales, pero la de pensiones esperamos también que pueda ser un legado. Es por eso que es tan importante que el Congreso discuta, pero no pierda el horizonte de que los ciudadanos necesitan cambios.

¿Qué llamado les haría en este sentido a los parlamentarios?

Les diría que cuando una materia es tan relevante para la ciudadanía a nadie puede dejar indiferente, menos a los que están llamados a aprobar las leyes. Por lo tanto, lo importante es que este proyecto se discuta prontamente y se pueda convertir en ley.

“Se modifica el sistema de pensiones en Chile”

Sebastián Piñera dijo que la reforma de pensiones “no es un buen proyecto” e “ignora a los pensionados más pobres”, mientras que el ex ministro de Hacienda, Felipe Larraín, sostuvo que este 2% que se irá a un fondo colectivo “se trata de una expropiación de los ahorros de los trabajadores formales”.

No es efectivo que sea una expropiación de los ahorros, porque todos los trabajadores van a recibir los beneficios del sistema de ahorro colectivo solidario. Para saber cuánto recibirán hay que atender a sus condiciones particulares. Efectivamente, las mujeres recibirán un poco más que los hombres, porque aquí  hay inequidades de género que hay que superar. El proyecto fortalece el Pilar Solidario y pone el foco en el pilar de la capitalización individual. Para seguir aumentando  los beneficios del Pilar Solidario se requiere más gasto público. Sería interesante preguntarle al candidato cómo va a conseguir ese gasto público mayor.

Luis Mesina, coordinador de No+AFP, sostuvo que la reforma deja “intacto al sistema” y que “lo único que va a mejorar las pensiones, en un porcentaje que es ínfimo, es lo que va a reparto”.

Se modifica el sistema de pensiones en Chile. El sistema de capitalización individual sigue su curso porque se reconoce el esfuerzo individual que las personas han ido haciendo por años; se fortalece la normativa y se coloca en paralelo un sistema de ahorro individual con uno colectivo solidario. Este es un cambio que nuestro sistema de pensiones no había experimentado en 35 años.

“Regular otorgamiento de pensiones por inutilidades en las FFAA”

Una de las sorpresas del proyecto fue el anuncio de que se revisará del sistema de pensiones de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad.

La Subsecretaría de Previsión Social (junto a los ministerios del Interior, Defensa, Justicia y Trabajo) ha sido convocada también a trabajar en la comisión que anunció la Presidenta para regular el otorgamiento de pensiones por inutilidades en las Fuerzas Armadas. En este proyecto de ley no va contenido el tema de las pensiones de las FF.AA., pero debemos presentarle a la mandataria, en un plazo de 45 días, una propuesta de modificación al sistema.  Esto debe decir relación con al menos tres ejes que la Presidenta ya planteó: que la calificación de esta inutilidades que se dan por enfermedades profesionales y accidentes propios de la labor debe ser calificado por organismos autónomos y técnicos; que debe revisarse todo el sistema de otorgamiento de las inutilidades para ver en qué medida puede ser compatible con el régimen de pensionados de invalidez del orden civil; y que quien tiene una pensión de inutilidad no puede trabajar a la vez en la administración pública, porque de lo contrario se produce un abuso.