Inició trabajos sobre preservación de la paz, seguridad y el sistema socioeconómico. Se precisó que el Parlamento sigue en funciones.

Agencias de Noticias. Caracas. En una nueva fase institucional entró Venezuela, con el trabajo y funciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que, entre otras cuestiones, asumirá labores legislativas de la mayor importancia.

Por unanimidad de sus integrantes, la ANC decidió asumir las competencias de legislar sobre materias dirigidas directamente a garantizar la preservación de la paz, la seguridad, la soberanía, el sistema socioeconómico y financiero, los bienes del Estado y la preminencia de los derechos de los venezolanos.

La presidenta de la Constituyente, Delcy Rodríguez, afirmó que dicho acuerdo permitirá proteger los fines del Estado, así como dictar actos parlamentarios sin forma de ley vinculados con las referidas materias.

Apuntó que el decreto se adoptó pese a la ausencia de los representantes de la directiva de la Asamblea Nacional (AN), electa en diciembre de 2015, quienes desestimaron la invitación al hemiciclo.

Los legisladores de la oposición derechista dejaron vacíos los lugares dispuestos para ellos en los actos de debate que se llevaron a cabo entre los 545 constituyentes electos el pasado 30 de julio.

Rodríguez lamentó la ausencia de los opositores, lo que imposibilitó un diálogo entre las partes para la consolidación de la paz. “Es una lástima que la dirigencia derechista desconozca la voluntad por la paz y la tranquilidad públicas. A la oposición no les interesa el bienestar de nuestra población”, expresó Delcy Rodríguez.

Ella recordó que los diputados opositores al gobierno del presidente Nicolás Maduro no promulgaron ninguna ley en favor del pueblo venezolano antes de declararse en desacato.

La presidenta de la ANC resaltó que “no está disuelta la Asamblea Nacional. Los diputados deben seguir trabajando y respetar el poder originario; vamos a convivir”.