Candidato anda en AL con el mismo libreto del Vicepresidente de EU que terminó gira por la región. Guillier lo criticó por dichos sobre Chile.

Equipo ES. Santiago. Sebastián Piñera, candidato presidencial de la derecha chilena, partió un periplo por países de América Latina en los momentos que el Vicepresidente de Estados Unidos (EU), Mike Pence, terminaba de estar en varias naciones de la región. En la coincidencia política conservadora, tanto Piñera como Pence se han encargado de exigir mayores acciones en contra de Venezuela y el dirigente chileno hizo suyo el discurso del funcionario estadounidense al decir que los venezolanos no tiene libertad.

El segundo jefe de la Casa Blanca visitó países donde hay gobiernos que considera aliados: Colombia, Argentina, Chile y Panamá. Le fue bien en cuanto a que todos ellos reafirmaron ante la autoridad de la potencia que están por proseguir acciones en contra del Gobierno Bolivariano de Venezuela, en lo que ha sido una seguidilla de actos de injerencia en asuntos internos de Venezuela. No tuvo el respaldo que hubiera esperado en cuanto a un apoyo a la “opción militar” en ese país, planteada por el Presidente Donald Trump.

Piñera fue a Argentina y a Perú, con administraciones aliadas a la derecha chilena, y allí lo primero que ratificó fue la promoción de acciones en contra de Venezuela y el respaldo a la oposición derechista de esa nación. “Venezuela se transformó en una dictadura y el Presidente Maduro es un dictador que no respeta la separación de poderes, que hizo una Asamblea Constituyente fraudulenta y que tiene pasando hambre al que era el país más rico de América Latina hace 20 años”, sostuvo el candidato antes de salir de Chile, lo que refrendó en Buenos Aires y Lima.

Pero también Sebastián Piñera se puso a hablar de Chile y su Gobierno en tierras extranjeras y le salió al paso el candidato presidencial independiente y de la centroizquierda, Alejandro Guillier, quien expresó que “no me parece digno de un Presidente de Chile, o candidato a hacerlo, ande hablando de Chile mal afuera. Si quiere decir algo que lo diga en Chile, pero no yendo a desprestigiar al país”.

El personero de la derecha dijo en el exterior que la administración de Michelle Bachelet tiene a Chile “por un camino equivocado…y estancado”.

Guillier dijo algo más. Que Piñera, por ejemplo, debió aprovechar la visita a Perú para hablar o al menos no olvidar sobre las acusaciones de sus supuestos vínculos irregulares con la empresa pesquera peruana Exalmar y sostuvo: “De mí pueden esperar cualquier cosa, a lo mejor cometo errores, pero jamás voy a hacer negocios privados para beneficiarme, cuando estoy en conflicto con otro país. Y menos hablar mal de Chile, donde no corresponde”.