Durante el primer semestre de este año aumentaron sus ganancias en un 131%. En los últimos 12 años acumularon alzas en los planes de un 51,7%.  

Daniela Pizarro. Periodista. El sistema de salud privado manejado por las isapres no para de sumar ganancias, según el informe de la Superintendencia de Salud, el sector anotó en el primer semestre de 2017 utilidades de 55 mil 646 millones; unos 85,60 millones de dólares, esto es un 131,9% más de lo registrado en igual periodo del año anterior.

En ganancias brutas las isapres recaudaron 195 mil 407 millones de pesos, equivalente a unos 300,62 millones de dólares, es decir, 48,3% más que en el mismo periodo de 2016. Esta cifra se anotó como la más alta de los últimos seis años.

En tanto, las ganancias operacionales de los privados llegaron a los 59 mil 661 millones de pesos en el primer trimestre. Y la rentabilidad sobre el capital y reservas del sistema trepó un 17,7% frente a un 8,1% anotado en el primer semestre del año pasado.

Según el superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, las alzas se explican “fundamentalmente por la mayor recaudación por primas GES, a partir de julio de 2016 cuando se cobró la nueva prima”.

Actualmente 1 de cada 4 personas utilizan el sistema de Garantías Explícitas en Salud (GES), es por ello que Pavlovic señaló que “debemos conocer las razones en términos de protección financiera y de cómo se ha implementado en el sistema privado y las razones de porqué las tasa de uso no han sido superiores”.

“Si bien ha ido aumentando muy paulatinamente la tasa de uso, aún existe una brecha para mejorar. El AUGE/GES representa mejores garantías para las personas en términos de protección financiera, acceso, oportunidad y también de calidad con la vigencia de la acreditación en todos los establecimientos de mayor complejidad del país”, agregó.

Ganancias por isapre

La isapre que más aumento sus fondos fue Nueva Más Vida ex Más Vida controlada por la firma Optima, a pensar del corralito que vivió a principios del 2017 entre marzo y mayo para salvar a la privada de una crisis económica.

En ese marco, el superintendente dijo que “durante los meses de mayo y junio la isapre recibió las cotizaciones de más de 400 mil afiliados y eso tiene un impacto importante en la cartera previa de isapre Optima -que era pequeña-. Por otra parte, todas las prestaciones que se otorgaron en esos meses (mayo y junio) aún no alcanzan a reflejarse en el porcentaje del gasto, por lo tanto en el tiempo se irá equilibrando esa situación”.

Nueva Mas Vida acumuló $9.911.000.000; lo que se traduce en un incremento de 1.201% respecto al periodo anterior.

La isapre Consalud sumó ganancias por $5.151.000.000, es decir, un aumento de 365%, en tanto, Banmedica ganó $15.231.000.000, trepando en un 143%. Cruz Blanca recibió utilidades por $7.764.000.000, sumando un alza de 146,4%.

Asimismo, la compañía Colmena recibió $10.039.000.000 y Vida Tres $5.629.000.000.

En la categoría de isapres cerradas, los haberes fueron: Fundación $1.182.000.000; Fusat $275.000.000; Río Blanco $240.000.000; Chuquicamata $180.000.000; San Lorenzo $22.000.000 y Cruz del Norte $21.000.000.

¿Cifras abultadas?

Frente a dichos números el presidente de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, expresó en el diario El Mercurio que las cifras estarían erradas. Indicó que “los datos del año 2017 son una información parcial. La isapre Masvida lleva más de siete meses intervenida y no han sido capaces de sacar una información contable de esa isapre, eso me parece gravísimo”.

“No me cabe la menor duda de que sin la presencia de la vieja isapre Masvida, los resultados están abultados”, añadió.

Alza en los planes

En junio las firmas del sistema privado de salud reajustaron los planes de todos sus afiliados, acción que hizo que las firmas acumularan un 51,7% de alza en los últimos 12 años.

Reajuste que en promedio fue de un 3,8%, dejando fuera a Bandmédica, Vida Tres y Nueva Mas Vida que no hicieron cambios. Mientras que Colmena subió sus planes un 6,7%, Cruz Blanca un 7,6% y Consalud un 5,9%.

Entre 2006 y 2018 la isapre Cruz Blanca aparece como el órgano que más alzas habrá sufrido con un 87,3%, seguido por Colmena con un 75,4%, Consalud con un 57,3%, Vida Tres con un 36,7% y Banmédica con un 35,6%.

Los afiliados que experimentarán las mayores alzas, entre 6,1% y 9,9% real, son aquellos que están en el rango de los 20 y 39 años, o sea, quienes tienen menor edad, menos cargas y bajas rentas.

Según Rafael Caviedes el cúmulo de alzas es inferior al gasto en salud. Sostuvo que “es inferior al aumento en 68% de los gastos en salud y licencias médicas que hubo en el mismo periodo. Eso demuestra que las aseguradoras han hecho un tremendo esfuerzo por no traspasar la totalidad de sus costos a los afiliados”.

“Las isapres han bajado sus gastos en administración y finanzas, con mayor uso de tecnología y haciendo más eficientes sus procesos”, agregó el líder del gremio.

Sin embargo el superintendente de Salud, recalcó que “un desafío que no ha cumplido el sistema de isapres tiene que ver con justificar adecuadamente sus alzas de precio, porque en todo este tiempo no han podido hacerlo”.

Integración vertical

Pero no solo millones acumulan las isapres, ya que en el mes de julio, la Superintendencia de Salud formuló cargos en contra de las isapres Banmédica, Cruz Blanca y Masvida por integración vertical, tras los resultados de una investigación que se inició en 2016.

La decisión obedece al incumplimiento de la norma que prohíbe la dualidad de funciones entre los ejecutivos de los holdings propietarios de las firmas que imparten servicios de salud.

Esto, porque a que las firmas controladoras manejan también clínicas, centros médicos, laboratorios de exámenes y otros tipos de prestadores con los cuales se firman convenios con las propias isapres para atender a sus beneficiarios, prácticas que podrían derivar en multas y sanciones.

Los cargos que pesan sobre las tres marcas están enmarcados en el Título II del capítulo IV del Compendio de Normas Administrativas en Materias de Procedimientos del organismo, que señala que “los miembros del directorio, consejo de administración, consejo directivo o entidad similar, la alta gerencia y los ejecutivos clave de las funciones de control de una institución de salud previsional, en ningún caso podrán ejercer alguno de dichos roles, en forma simultánea, en prestadores de salud, ni tener injerencia en la administración de los mismos”.