Comenzó la ronda de exposiciones públicas en la instancia. Camila Vallejo, Cut, Anef, Human Rights Watch, entre otros, aseguraron que el proyecto es acorde con la Constitución y con los tratados internacionales.   

Agencias de Noticias. Santiago. Este miércoles, a las 9 de la mañana, comenzaron las audiencias públicas en el Tribunal Constitucional (TC) de las decenas de organizaciones que se inscribieron para defender o rechazar el proyecto de interrupción del embarazo en tres causales. La jornada se desarrollará hasta las 00:00 horas.

Los alegatos de agrupaciones sociales y políticas se extenderán hasta el jueves, mientras que el viernes será el turno de los abogados del conglomerado derechista Chile Vamos, -quienes presentaron el requerimiento ante la instancia- y del Gobierno, quienes respaldarán la constitucionalidad de las #3causales.

En la primera ronda de exposiciones la diputada Camila Vallejo en nombre de la bancada del Partido Comunista (PC), abogó por la constitucionalidad de la iniciativa respaldada en el artículo 19 numeral 1 de la Carta Magna.

Señaló que “el propio texto asegura el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de las personas y mandata a la ley para que proteja el derecho a la vida del que está por nacer, es decir, la Constitución misma delega en la ley las formas en la que el Estado protegerá la vida del que está por nacer, entonces, es materia de la ley especificar el contenido de ese mandato constitucional, pudiendo reconocer límites a esa protección, especialmente, cuando la integridad psíquica y física de la mujer se ve amenazado o vulnerado”.

La parlamentaria también hizo mención al gran apoyo ciudadano que tiene el proyecto de interrupción del embarazo en tres causales. Mencionó los lineamientos internacionales que se incorporaron durante la tramitación en el Congreso y llamó a no mezclar las materias legislativas del país con la religión.

En nombre de los diputados PC Vallejo sostuvo que “es absolutamente violento, sobre todo para las mujeres presentes, que a una mujer se le diga que un objeto de protección tiene más derechos que ellas como sujetos de protección, esa es la violencia que queremos terminar con este proyecto”.

En tanto, el representante de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, en su exhibición ante el TC, afirmó que el proyecto es compatible con estándares internacionales.

Destacó que “el proyecto es perfectamente compatible con las obligaciones jurídicas que ha asumido el Estado de Chile con los derechos humanos”.

Asimismo, la candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, quien intervino en representación de Revolución Democrática. Ante el TC recalcó que “los intereses del que está por nacer no son los únicos a considerar”.

“Hoy esta decisión nos es negada, la toman otros por nosotras, principalmente hombres que ocupan mayoritariamente puestos de poder en Chile, hoy seguimos siendo un país de jerarquías donde las mujeres estamos en segundo plano, donde nos deforman la cara a golpes y nos sacan los ojos, pero no es considerado un intento de homicidio, donde a una mujer la mata su pareja y los diarios dicen que lo hizo por amor, donde los jueces consideran que la infidelidad es un atenuante en un homicidio frustrado”, agregó.

Durante todas estas horas decenas de personas se congregaron en las afueras del TC para manifestarse a favor y en contra del proyecto.

Fue así como llegaron distintas organizaciones religiones, entre católicas y evangélicas, cuyos miembros llegaron con pancartas y lienzos, además, cantaron y gritaron consignas religiosas durante toda la mañana.

El ex capellán evangélico de La Moneda, Alfred Cooper, llegó a la calle Huérfanos, vestido completamente de negro y con una cinta adhesiva en la boca, junto a otras personas, quienes se declararon “pro vida”.

Desde la otra vereda estuvieron apoyando el proyecto y a sus defensores, la presidenta de Miles, Claudia Dides; Manuel Lobos, Coordinador Nacional de Marca Tu Voto;  Virginia Palma, Directora ONG Acción Mujer y Madre; los hermanos Ibarra Roa; Natalia Cuevas, encargada de la Comisión de Muejres del PC; Karina Delfino, Vicepresidenta de La Mujer del Partido Socialista; Irací Hassler, Concejala De Santiago y encargada de género y diversidad de las Juventudes Comunistas y Alejandra Placencia, concejala de Ñuñoa que entregó testimonio ante el TC.