El candidato presidencial dijo que no aumentará la edad de jubilación. Indicó que buscará terminar con las inequidades que viven las mujeres.

Agencias de Noticias. Santiago. En la comuna de San Ramón, el candidato presidencial del Partido Socialista, Partido Comunista, Partido por la Democracia, Partido Radical Socialdemócrata, Izquierda Ciudadana y Movimiento Amplio Social, Alejandro Guillier, presentó sus propuestas programáticas en materia de pensiones.

El senador sostuvo un desayuno con más de 200 adultos mayores en la sede de la Unidad Vecinal N°15 de la Población Alto Palena. En la ocasión el presidenciable valoró el paquete legislativo presentado esta semana por la Presidenta Michelle Bachelet y anunció, entre otras medidas, el aumento del pilar solidario al 20% para mejorar las pensiones de la clase media en el corto plazo.

Guillier anunció que ajustará el cálculo de expectativas de vida que actualmente perjudica el monto de pensiones de las personas más vulnerables. Explicó que en la actualidad las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) “calculan las pensiones a 110 años, entonces las pensiones son chiquititas para que nos dure hasta los 110 años. Entonces el pobre, que vive menos que el rico, subsidia a los ricos porque financia parte de esas pensiones” y se preguntó “¿por qué a la derecha le gusta esto?”

Además, el aspirante a La Moneda dijo que “lo que se está planteando no es ninguna revolución, es lo que hacen los países capitalistas que entregan pensiones dignas. La Presidenta Bachelet estima, y nos parece razonable, que al menos ese 5% adicional y los aportes estatales sean administrados por un ente público”. Respaldando así la creación de un sistema de financiamiento Tripartito del Sistema de Pensiones.

Según la propuesta del legislador a este pilar garantizado de pensiones, se sumará el actual Aporte Previsional Solidario (APS) que reciben los pensionados del Pilar Solidario creado en la Reforma Previsional del año 2008. En el caso de las mujeres, existirá un aporte adicional sin requisitos mínimos de cotización, reconociendo su aporte al país, aumentando en al menos un 14% adicional sus pensiones futuras.

El plan contempla que, sujeto a las restricciones fiscales para los próximos años, se establezca gradualmente el aumento de 20% de la Pensión Básica Solidaria (el actual Gobierno ya la reajustó en 10%), de la Pensión Máxima con Aporte Solidario y aumentar la cobertura del 60% al 80% de la población.

En materia de AFP el senador y periodista planteó la necesidad de reducir las comisiones que estas entidades cobran y el establecimiento de representación ciudadana en los directorios de estas compañías.

Señaló que “sería absurdo que alguien siga dependiendo del Mercedes Benz de los dueños de las AFP, que es una tragedia para la inmensa mayoría de los chilenos. Un sistema ilegítimo surgido bajo la dictadura, impuesto con mentiras. Las AFP dicen que la plata es del trabajador, otra mentira más, ellos ocupan la plata para lograr 25% de utilidades para 6 grupos económicos con la plata que nadie puede retirar”.

Y aseguró que “hay que hablar con franqueza. Los seguros sociales son colectivos. Son sistemas donde nos protegemos entre todos. Si a uno le va mal, los demás lo ayudamos. Las AFP no son un sistema de seguro social, son un sistema de ahorro individual donde además los dueños son los que ganan utilidades. Esto no se resuelve con más AFP, con más años de trabajo y con ponerle más plata en cada uno en nuestras cuentas. El 40% de los ahorros de los chilenos están generando empleo en otros países, y después nos dicen que no hay plata para invertir. El ahorro que se supone era para reactivar la economía, no está haciendo eso. Por donde lo miren, el sistema de AFP no funciona”.

Asimismo, la carta presidencial progresista recalcó que “no vamos a modificar la edad de jubilar, porque se va a transformar en un drama. La gente mayor no encuentra trabajo. Si hubiese un sistema que con 5 años más de trabajo resolviera de manera sustantiva el monto de la pensión podría ser, pero eso no se ha demostrado. Que no nos sigan engañando”.

Las propuestas entregadas hoy por la campaña de Alejandro Guillier para los adultos mayores incluyen revisar las tablas de expectativas de vida, establecer una red de farmacias públicas de bajo costo, subsidios en transporte, el diseño de un seguro de longevidad, reducir las altas comisiones cobradas por las AFP y establecer la representación ciudadana en los directorios de las mismas.