Chile nuevamente dirá “No + AFP”

Se apuesta que marcha familiar del domingo 26 de marzo sea la “más grande de la historia”. La ciudadanía se expresará por cambios al actual modelo de pensiones.

Equipo ES. Santiago. Insistir en la necesidad de terminar con el sistema previsional de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), es el propósito de la masiva marcha que tendrá lugar en el centro de Santiago, este domingo 26 de marzo desde las 11 horas, organizada por la Coordinadora No + AFP.

La convocatoria, que tendrá su réplica en todas las regiones de Chile, de Arica a Punta Arenas, se plantea un objetivo ambicioso: ser la manifestación “más grande de la historia” en nuestro territorio, para lo que se ha invitado a participar a toda la población, en una movilización de carácter familiar.

Pero la idea no parece exagerada, considerando las multitudinarias protestas del mismo tipo que se hicieron durante el año pasado. Y también la adhesión de organizaciones sindicales y sociales: han confirmado su presencia la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), y la Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH), además de múltiples gremios de trabajadores.

Si bien el movimiento logró instalar en la agenda pública y política la demanda ciudadana de transformaciones estructurales al modelo de capitalización individual, reivindicando la opción de un sistema de seguridad social solidario, de reparto, esa exigencia aún no se hace realidad.

Aunque luego de la primera masiva marcha “No + AFP”, en julio de 2016, la Presidenta Michelle Bachelet anunció el llamado a un gran acuerdo nacional para reformar el sistema actual, continúan en veremos los cambios que se le introducirán al esquema. Desde el Ejecutivo se propusieron medidas como el aumento de un 5% en la cotización de los trabajadores, con cargo al empleador, y se iniciaron rondas de conversaciones con los distintos actores, pero la materia no fue incluida dentro de las prioridades legislativas del gobierno para el año en curso, el último de su mandato.

Ha resultado difícil alcanzar consensos en torno a las transformaciones al modelo, y en ese sentido ha sido fundamental la campaña mediática de las AFP, defendiendo que los dineros obtenidos con el incremento de las cotizaciones vaya a las cuentas individuales y satanizando los conceptos de reparto y colectivo en lo relativo a estructura previsional, relativizando así la posibilidad de terminar con las aseguradoras privadas.

En contraparte, el movimiento No + AFP solicita restituir la previsión como un derecho social y ético fundamental, con pensiones dignas que deben ser aseguradas por el Estado. De ahí que la organización elaborara y presentara su propia propuesta de modificaciones al esquema vigente (ver subtítulo).

Y es que, según datos de la Fundación Sol, hoy en día el 93,8% de las mujeres jubiladas en el sistema de AFP recibe pensiones menores a 153.590 pesos, mientras que el 87,5% de los hombres percibe un monto inferior a esa cifra. Lo que contrasta con las millonarias utilidades de las aseguradoras: un estudio publicado por la Universidad Alberto Hurtado en octubre, establece que de los US$4.400 millones de ganancias que ha obtenido esta industria entre 2006 y 2015, US$3.500 millones -casi el 80%- serían “excesivas”, condición estimada en base a la exposición al riesgo de mercado de tal negocio. Así, en la última década las AFP han ganado hasta 4,8 veces más de lo que deberían.

“No quedarse en las casas”

Con una maratónica corrida y caminata ininterrumpida de 12 horas alrededor de La Moneda, realizada el pasado viernes, los trabajadores pertenecientes a la Coordinadora No + AFP, con sus características indumentarias amarrillas, sorprendieron a los transeúntes de la Alameda, e invitaron nuevamente a la ciudadanía a participar de la marcha del domingo 26, pidiendo el fin del actual sistema previsional.

Sus organizadores explicaron que la acción también apuntó a homenajear una manifestación similar que protagonizaron los estudiantes el año 2011, cuando en medio de las movilizaciones por educación pública, gratuita y de calidad, trotaron por 1.800 horas en las inmediaciones del palacio de gobierno.

Una de las voceras, Ana Muga, señaló que “con esto buscamos difundir el movimiento contra las AFP y llamar a no quedarse en las casas el próximo 26. Esperamos multitudinarias convocatorias, como ha sido la tónica de los últimos años, para poner en el tapete el tema”.

La dirigenta también se refirió al contexto político en que se enmarca esta demanda, indicando que “en este año que es un año electoral, complejo, donde se va a prometer mucho, queremos instalar el tema de que el movimiento existe hasta que se acaben las AFP”.

A su vez, desde la Coordinadora se informó de marchas en ciudades como Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena, Valparaíso, Rancagua, Talca, Concepción, Temuco, Valdivia, Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas.

La actividad fue una más de las que ha impulsado la organización para motivar a la ciudadanía a hacerse parte de la protesta. En las últimas semanas, han circulado en redes sociales videos donde personalidades de la cultura, como los humoristas Natalia Valdebenito y León Murillo, los actores Daniel Alcaíno y Patricio Achurra, los grupos musicales Sol y Lluvia y Banda Conmoción y el cantautor Francisco Villa, dan su respaldo a la movilización.

La propuesta de la Coordinadora No + AFP

En su llamado a marchar el domingo, la organización hace mención a su propuesta “de un nuevo sistema de seguridad social, moderno, solidario, con aporte de los trabajadores, el Estado y los patrones, plenamente eficiente, proyectable en el tiempo y aplicable desde ya, garantizando pensiones mínimas equivalente a un sueldo mínimo”.

El pasado lunes 13, la Coordinadora presentó a los dirigentes de la ANEF los principales lineamientos del documento “Desde un sistema de AFP hacia un sistema de  pensiones basado en los principios de la seguridad social”, en el cual proyectan el fin de las AFP.

En líneas generales, se propone que el Estado sea el responsable de administrar estos fondos, basado en un sistema de ahorro tripartito, en el que todos los trabajadores puedan jubilarse con un piso acorde al salario mínimo. También se considera un subsidio a las mujeres y se respeta la actual edad de jubilación -60 años para las mujeres y 65 años para los hombres-, entre otros aspectos.

Dentro de los ítems técnicos de la iniciativa, destaca un aumento en la cotización a un 18% al 2024, donde el trabajador cotizaría un 9%, más el 9% del empleador, más un aporte del Estado (aumento gradual de 0,6% del PIB en el 2017, hasta llegar al 3% del PIB en 2033).

 

 

 

 

One thought on “Chile nuevamente dirá “No + AFP”

  1. AAmigos compañeros a definir ya la AFP que queremos no sacamos nada se vuelve esteril las grandes concentraciones si no tenemos claro lo que queremos

Deja un comentario