“Estamos interpelados, desafiados”

Juan Andrés Lagos, miembro de la Comisión Política del PC afirmó que el objetivo de fichaje y refichaje de militantes es “la tarea de las tareas”.

Hugo Guzmán Rambaldi. Periodista. Como él mismo lo señala, más allá de “los dimes y diretes” de la contingencia política, del anecdotario que va muriendo cada día, el periodista y miembro de la Comisión Política del Partido Comunista de Chile, Juan Andrés Lagos, se mete en los vértices más sólidos de la coyuntura y traza lo que para él y su organización son prioridades en lo que viene.

Así que le tocó quedarse en las vacaciones.

Así es. Tomé unos días en enero, pero a pesar de que fueron pocos, fueron muy intensos. Los incendios cortaron las vacaciones y volví. En estas semanas de veraneo igual hay un grupo de compañeras y compañeros que están en el trabajo partidario, así como en tareas de gobierno. Y comunistas en todo el país que están dándole día a día, muy empeñados en la tarea de las tareas, que es el refichaje y fichaje de militantes, para cumplir el objetivo que marca la ley de partidos políticos de tener unos 18 mil afiliados al 14 de abril.

Difícil.

No es nada de fácil cumplir la meta, pero creo que las y los comunistas saben que sí o sí ese objetivo hay que cumplirlo, y a pesar de ser febrero, necesitamos tensionar al máximo nuestra actividad. Me permito formular este llamado, a través del “cañón de largo alcance”: En el fichaje y refichaje nos jugamos una muy buena parte de la vida política real del partido y la juventud; de su capacidad para incidir, de su existencia en el sistema político, de sus posibilidades para elegir representantes en el Parlamento y otros espacios institucionales, de lo que la ley establece para el financiamiento estatal.

Esa norma surgió como parte de responder a situaciones negativas de los partidos.

Podemos tener visiones críticas del actual sistema legal que rige la vida de los partidos, pero hay que tener muy presente que este sistema busca transparentar las militancias y adhesiones, y también separar el poder del dinero de la vida de los partidos. Tenemos que asumir que una parte importante de la ciudadanía está molesta con la forma cómo se hace la política y cómo la hacen los partidos. Ese descontento tiene razones fundadas. Pero hay también una fuerte campaña de los medios hegemónicos, que le hacen la política a la derecha y a la oligarquía, que buscan el desprestigio y el debilitamiento de los partidos que actúan para transformar Chile, y nos meten al mismo saco. Han tomado este delicado y sensible tema del fichaje y refichaje para golpear y llevar las cosas hacia una suerte de crisis de los partidos, pero si usted ve se concentran en nosotros, el PC, y en otros de la Nueva Mayoría. A la derecha no la tocan ni con el pétalo de una rosa. Entonces estamos interpelados, desafiados, y en estas últimas semanas, en que hemos intensificado nuestra actividad en los territorios y en los espacios públicos, la cosa va cambiando. No hay rechazo hacia los comunistas, al contrario, la gente sabe lo importante que es que el PC siga siendo un partido con todas las de la ley. Entonces me permito llamar a las y los comunistas a incrementar los esfuerzos. Todas las estructuras saben bien sus metas, necesitamos que avancen hacia ellas ahora, no esperar marzo, menos abril. También un llamado a los militantes y adherentes antiguos, a que hagan ahora el refichaje, que no esperen el último momento. No podemos confiarnos. El sistema es bastante complicado, y requerimos incluso superar con creces nuestras metas en todo el país. Esto se ha transformado en un hecho político de tremenda significación y proyección. La derecha y sus medios están buscando dar un golpe duro y fuerte con este tema; mostrar el supuesto rechazo de la ciudadanía a la política y a los partidos que buscan transformar Chile, y la historia trágica de nuestra Patria nos muestra en definitiva quiénes y porqué buscan golpear a los partidos. El llamado es a incrementar los esfuerzos ahora.

Sobre todo porque parece que están lejos de la meta fijada por la ley.

Al momento de esta entrevista, martes 14 de febrero, puedo decir que tenemos en nuestras manos 9.630 fichas, de las cuales se han entregado al SERVEL, al 3 de Febrero, 6.726. Faltan todavía las que estamos sistematizando producto del trabajo del fin de semana recién pasado. En estos días podríamos superar las 10 mil. Para nada estamos conformes, por cierto. Pero esto se distancia  bastante de las publicaciones mediáticas que nos ponen en el suelo. Mire, francamente, yo creo que buscan golpearnos en la moral, y creo que van a lograr el efecto contrario, porque a los comunistas nos “avivan la cueca” cuando nos buscan por ese lado. El, cuadro, con todo, es bien irregular. Hay regiones que ya están logrando la meta. Hay otras que superan el 60%. Pero hay otras muy por abajo. Y cada estructura sabe perfectamente sus objetivos mínimos. Eso es lo que hay que apurar ahora, no hay otro camino posible. Este es el momento de incrementar los esfuerzos. Dejar todo para el último momento podría ser fatal y letal.

¿Cómo se presenta este veraniego febrero desde el punto de vista político, hay receso o sigue un ritmo fuerte?

La tragedia de los incendios ha marcado este verano, lamentablemente. Porque hablamos de una tragedia de inmensas proporciones. Mi opinión es que el gobierno y las instituciones del Estado tomaron la urgencia con la intensidad que se podía. La Presidenta Michelle Bachelet y el Ministro del Interior, Mario Fernández, junto a todo el Gabinete y todas las instituciones, lograron enfrentar la magnitud de la tragedia. Ahora, y lo dice una declaración del PC, tenemos que asumir que este es un Estado frágil y precario para enfrentar estas crisis que se vienen acumulando en el tiempo. Entonces, necesitamos avanzar para que la reconstrucción se haga realidad y para que en marzo levantemos un sistema institucional que tenga la capacidad humana y material de prevenir y enfrentar situaciones críticas. Nadie se puede restar a este esfuerzo prioritario. Esperamos que la mezquindad no se imponga, que prime de verdad el sentido de unidad nacional. Nosotros como partido estamos preparando propuestas en varios planos, y las vamos a entregar al gobierno y vamos a trabajar en el Parlamento también en esa dirección. Aunque salga de las agendas mediáticas, este es un gran tema para Chile y ha marcado este verano. El otro hecho relevante, es el planteamiento que hizo la Presidenta respecto de enfrentar la política nefasta de (Donald) Trump. Creo que junto con convocar a Mercosur y la Alianza del Pacífico, debemos como país ayudar a activar en todo lo que se pueda a UNASUR y a CELAC, ambos sistemas de unidad y de integración que agrupan a todas las naciones del continente. La única forma de enfrentar a Trump, en particular respecto de México, es la unidad amplia y completa de las naciones del continente. Fragmentados, este personaje nos puede hacer mucho daño. El llamado de la Presidenta Bachelet es muy relevante.

En estas semanas siguen las polémicas por las candidaturas presidenciales, ¿cuándo cree que los nombres se irán aterrizando?

Tengo la sincera convicción de que la Nueva Mayoría puede fortalecerse en este proceso. Mire, el sistema mediático pone el acento en las disputas, en los dimes y diretes entre candidaturas de la NM, marca las diferencias entre ellas y las eventuales disputas internas en los partidos. Hacen su pega, por cierto, porque saben que el camino para reconquistar La Moneda es fragmentando o dividiendo a la NM. Nosotros hemos conversado con Fernando Atria; José Miguel Insulza; Ricardo Lagos y Alejandro Guillier, y sus respectivos equipos políticos. Nuestra primera impresión es que, con matices y por cierto diferencias, hay sin embargo un campo común bastante relevante, tanto en ideas programáticas, tanto en el camino político para llegar a un nuevo gobierno. Hemos planteado a la NM que los partidos que la integran, como un sustantivo aporte a este proceso, conformemos un espacio, una mesa común, en que podamos conversar líneas programáticas, puntos de referencia mínimos para el necesario programa de gobierno que debemos tener en el futuro. Eso ha sido bien acogido en la NM. Por cierto que el PC conversará con otras candidaturas, si es que surgen en el futuro inmediato. Ahora, tan importante como este proceso, es llegar a las primarias de la NM con candidaturas que puedan avanzar en la perspectiva de derrotar a la derecha, realmente vencerla. El presidente del PC, Guillermo Teillier, señaló algo que debemos tomarle el peso, porque es bien real. Y es que la disputa con la derecha será muy dura y muy estrecha. Aquí no se va a repetir el escenario que tuvimos con Michelle Bachelet. Todo indica que habrá segunda vuelta, y que el que finalmente se imponga será por bastante poco. Este es el escenario más real, lo demás, “es humo”. Por eso es que la derecha busca, por un lado, afirmar bien su votación y, por otro, fragmentar y dividir el voto de NM. Ése es su mejor escenario. Por el contrario, el nuestro, el de la NM, es fortalecer la unidad del sector, nos necesitamos absolutamente, e incluso ver formas concordadas de hacer nuevas alianzas, porque los partidos de la NM tienen sus espacios electorales propios, y lo peor sería que entre nosotros nos empecemos a golpear. El sistema electoral proporcional moderado genera una competitividad diferente, cada fuerza se mide por sí misma, claro, con posibilidades de alianzas y pactos, entonces busquemos lo que nos potencie a todos, y no lo que nos debilite. Por cierto que la mejor candidatura presidencial de la NM será la que logre vencer a la derecha, una vez más, con un programa que consolide las reformas actuales, las profundice, y empuje otras nuevas. E insisto, con capacidad de derrotar a la derecha. Las primarias presidenciales de nuestro sector pueden ser una gran oportunidad. Eso es responsabilidad de todos.

¿Le complace al PC las prioridades legislativas establecidas por el gobierno para el 2017?

En general estamos de acuerdo. Sacar esos proyectos no será fácil. Pero son todos muy relevantes. Hay un problema de tiempos políticos y legislativos que debemos asumir. Por cierto que hay otras urgencias, pero creo que se deben ponderar en su mérito, a veces los tiempos legislativos no son los mismos que los tiempos sociales y políticos. Piense usted cómo se metieron urgencias como la batalla contra la corrupción en la política, y las pensiones. Es que las sociedades, y en especial la nuestra, tienen un dinamismo que yo valoro, no lo veo como un peligro.

¿Dónde estarán las prioridades del PC el 2017?

Ganar las elecciones presidenciales, parlamentarias, de gobernadores regionales y de Cores, para consolidar lo avanzado y seguir adelante. Es mucho lo que se juega en verdad en este año. Cumplir el programa de gobierno. Mire, en un país en donde la política de los consensos trató de acostumbrar a la ciudadanía a que una cosa es un programa -para enfrentar las elecciones- y otra muy diferente es su realización, en desmedro de esa misma realización, cumplir el programa de gobierno es fundamental para la credibilidad y para seguir adelante.

A la derecha se la ve animada para este año, andan proclamando que echarán abajo las reformas, que ellos van a tomar las riendas para ordenar al país.

Así es. Pero se están poniendo un poco nerviosos. Nosotros también debemos estar nerviosos, porque la batalla será muy dura y con resultado estrecho. Pero tengo la convicción de que esta NM tiene fortalezas para seguir adelante.

¿Qué dice a las declaraciones de que los partidos presionaron al Servel para que alargara el plazo del 14 de abril y diera más facilidades para el refichaje?

No conozco de presiones. Eso ha sido más fábula que realidad. El trasfondo es que hay quienes buscan golpear a los partidos, especialmente a los de la NM, y otros que estamos por el fortalecimiento del sistema de partidos. Si eso implica ver medidas que vayan en esa dirección, y que ayuden a todos los partidos, a todos, entonces hay que verlo como una forma de fortalecer la democracia. No hay que discriminar en relación al tamaño y origen de los partidos en formación y en gestación.

Sin embargo, hay una crítica de que se benefició a los partidos legalizados y no se dan facilidades a los partidos nuevos en cuanto a la inscripción de militantes.

Le insisto. En medio de una crisis de representación, como la que vivimos en Chile, el tema no es ponerle trabas a los partidos, o ponerlos a todos bajo sospecha. Efectivamente teníamos que avanzar en separar el gran negocio de la política, lo que sigue cursando en casos como los que en estos días se ventilan, y comprometen ni más ni menos que a la presidenta de la UDI. Este avance ha sido un mérito de nuestro gobierno. Ahora, algo muy diferente es generar los procesos formales y legales para la existencia de los partidos, y en ese espacio creo que debemos mejorar las normas para estimular la participación y formación de partidos. No poner normas y medidas que terminan siendo trabas.

 

Deja un comentario