Rockódromo 2017: diversidad musical

Hasta este domingo se realiza en Valparaíso la versión 13 del festival que reúne músicos de variados estilos y regiones.

Matías Barraza. Periodista. Iniciativa de las Escuelas de Rock, Rockódromo es un concepto conocido para los miles de visitantes que llegan a Valparaíso cada verano. Primero con un carácter independiente, y actualmente programa oficial del Consejo de la Cultura y las Artes (CNCA), sus objetivos centrales son ser un canal de difusión de las diversos sonidos originados a lo largo y ancho de Chile, y fomentar el desarrollo organizativo de los propios músicos.

La  versión 2017, que se efectúa del 30 de enero al 5 de febrero, está inspirada en el centenario de Violeta Parra, y contempla recitales de más de 50 bandas y solistas de todo el país, consagrados y emergentes, junto a algunos invitados internacionales. Los Mac’s, Evelyn Cornejo, Pedropiedra, Portavoz, Isabel Parra y Sandino Rockers son parte del programa, que tiene como broche de oro el concierto de Los Jaivas y Congreso, por primera vez juntos, tributando a la gran creadora.

Desde sus comienzos, el actual Secretario Ejecutivo del Consejo de Fomento de la Música Nacional, Cristian Zúñiga, ha sido parte de la organización del festival. En conversación con El Siglo, se refirió al contundente aporte del evento como plataforma de intercambio asociativo para los músicos y de muestra al público de nuestra rica identidad cultural, y detalló los alcances de la recién presentada Política Nacional del Campo de la Música 2017 – 2022.

Rockódromo 2017 mantiene el sello de ofrecer sonidos de las distintas ciudades de Chile. ¿Se consideran precursores de la ya extendida demanda por descentralización, no sólo política, sino también cultural?

Lo que ocurre es que el festival es un ejemplo de cómo hacer las cosas al revés de lo usual en este país, porque es una actividad que nace en una región, en Valparaíso, y porque los procesos de formación de las Escuelas de Rock durante una década se hicieron fuera de Santiago, de Arica a Magallanes, y recién en el 2014 aterrizaron en la capital. Los músicos emergentes que participan de Rockódromo mayoritariamente son de regiones, y además fueron seleccionados por asociaciones de músicos de cada lugar, entonces es un trabajo asociativo, que genera que este festival sea, además de una vitrina de difusión, una plataforma de encuentro, de organización, que es quizá su mayor particularidad y valor, ya que de alguna manera se origina desde las bases, desde un entramado social y  cultural muy interesante.

Otra cualidad esencial del festival, que se ratifica este año, es acoger una inmensa gama de estilos musicales y permitir la confluencia de varias generaciones de artistas.

Primero, Rockódromo incluye los tres géneros musicales: la música popular, mayoritariamente; la música docta, con algunas orquestas juveniles; y también el folclor. Además, como tú dices, la diversidad es tremenda, porque, por ejemplo, están bandas como Los Mac’s, que son de una generación que hace música desde la década del 60, y también Yibram Zagal, que es un rapero de 9 años, del cerro Playa Ancha.

¿Por qué decidieron sumarse en esta versión a los homenajes por el centenario de Violeta? ¿El público joven la reconoce en su rica dimensión artística?

Para nosotros como Escuelas de Rock, desde el año uno, Violeta Parra ha sido nuestra máxima referente e inspiradora, porque siempre hemos planteado que ella es el árbol desde donde nacen las raíces de la música chilena. En buena hora en su centenario el país entero está festejándola, porque nosotros entendemos que Violeta es el rock chileno, es la cueca chilena, es la matriz de nuestra música popular. Creo que las Escuelas de Rock han contribuido mucho a redescubrir a la Violeta, porque siento que Chile recién está aprendiendo a interpretarla, no sólo en lo musical, en toda su dimensión creadora. Entonces, ahí surge la conexión con el público, la gente la valora, lo que se ve cada vez que un músico toca una canción de ella en un gran escenario.

¿Qué significado tiene el show de cierre, con la inédita presentación de Congreso y Los Jaivas?

Tener a Los Jaivas junto a Congreso de verdad es un lujo, ya que es la primera vez que tocarán juntos en un mismo escenario, y han preparado un repertorio especial de celebración a Violeta Parra, y porque son dos agrupaciones originarias de la Región de Valparaíso, entonces creo que constituye un hito significativo para la historia musical del país, que va quedar por mucho tiempo en el recuerdo. Así que invitamos a los amigos y amigas de todas las regiones a que puedan venir, porque va ser algo que quizá no se vuelva a repetir.

Hace un par de meses el CNCA presentó la Política Nacional del Campo de la Música 2017 – 2022. ¿Cuáles son los principales ejes de esa iniciativa?

El Consejo ha sido vanguardista respecto a llevar procesos democráticos, participativos y vinculantes, lo que se aprecia en la Consulta Indígena y en las políticas sectoriales respecto a las artes. En cuanto a la música, esta Política es como nuestra Constitución, es el faro orientador que nos va regir en términos de políticas públicas de aquí a cinco años. Para su elaboración se convocaron encuentros regionales, donde los diversos actores relacionados, durante dos años, definieron cuáles son las medidas prioritarias que con inversión del Estado ellos quieren realizar. Por ejemplo, se contempla que la música llegue a la educación pre básica y básica, para que desde ahí los niños tengan acercamientos con su identidad musical; que la música nacional se fortalezca invirtiendo en ayuda a los locales donde se montan conciertos, y también en catálogos, sellos, etcétera; en cuanto a internacionalización, se plantea que el objetivo de las giras al extranjero no sólo sea de mercado, sino con un sentido cultural, identitario, de dar a conocer el país. La Política Nacional consta de 59 medidas, que ahora como Estado debemos ir cumpliendo. Las Escuelas de Rock confluyen con muchas de esas propuestas, porque es un programa que ya tiene 21 años desarrollando procesos de formación artística, pero también últimamente en lo que se refiere a la producción y a la gestión técnica.

 

Deja un comentario